3/9/08

APATÍA

El móvil que tengo tiene tres años y medio y hace algún tiempo que lo quiero cambiar, pero como no tengo suficientes puntos para que me den uno nuevo, y como no me quiero gastar un duro en él, he decidido cambiar de compañía para que me lo regalen. Pues bien, el lunes día uno de septiembre acudí a una tienda de “The Phone House”, creo que se llama, para que me ofrecieran algo interesante. La dependienta que me atendió estaba como un tren, tenía unos ojos preciosos, yo diría que eran amarillos, no había visto nunca unos ojos así, pero yo no sé si sería su primer día de trabajo después de vacaciones o si no ha tenido vacaciones en tres años, ni me importa, lo cierto es que la tía tenía una apatía encima increíble; me sacó un catálogo, me marcó unos móviles y me dijo que esos eran los que entraban en la oferta, todo ello sin mirarme a los ojos, mirando hacia fuera de la tienda, como queriendo evitar con su mirada que entrara más gente a joderle el día.
Al final, fue tanta su desidia, que me la contagió, y decidí en el último momento no coger el móvil y aguantar una temporada más con el mío.
Y yo me pregunto: ¿cómo puede una persona así estar de cara al público por muy guapa que sea? Yo jamás he trabajado de cara al público, pero pienso que conforme está el asunto ahora, cada posible cliente es una joya, y hay que conseguir que compre como sea. Si lo que se le ofrece al principio no le gusta, se le debe insistir en otras cosas, yo qué sé, pero no se le puede dejar ir así, sin más. Posiblemente sean las empresas las que tengan la culpa, no sólo por no seleccionar bien al personal, sino por no saber estimularlo lo suficiente. En fin, yo creo que haría las cosas de otra manera.
(Pero qué buena que estaba la tía)

12 comentarios:

Nür dijo...

Treballe cara al públic i, pot ser que alguna vegada, que haja tingut un dia de merda, no haja estat l'atenta que he de ser; però en general em passe 7 hores al dia somrient i atenent a cada client amb la mateixa amabilitat i dedicació, per molt tocacollons i pudent que siga (que hi ha alguns que ja els val, ja)
Has fet bé... probablement esa noia treballe amb objectius de venda, i no pareix que durarà molt!

Salut,
Nür

PD: ja et dic jo que la meua empresa no ens selecciona per l'aspecte físic, jejeje.

Corpi dijo...

D'haver sigut així, de segur que a tu t'haveren seleccionat.
Un beset.

Merce dijo...

No te cuento el último que intentó venderme a mí un móvil, hubiera sido más fácil venderle yo a él, mi viejo trasto...

Ayshane dijo...

jajajja es verdad, ada ez hay más gente desagradable atendiendo al público, malas caras, gesto rancio, ni una sóla sonrisa y con eso no captas al cliente....

¡¡¡pero que buena estaba la tia!!!!! eh???

besitos guapo!

Anónimo dijo...

Apatía, pa tu tía.
Pierre Miró

Manuel Márquez dijo...

1 de setiembre, síndrome posvacacional, igual la muchacha tenía un mal día, algún problema personal. Quién sabe, compa Corpi. Eso sí, las únicas evidencias, al final (lo anterior no deja de ser pura especulación), son dos: que tú no compraste el móvil, y que la tía estaba muy buena. Tampoco está tan mal la cosa...

Un fuerte abrazo.

Tha dijo...

Supongo que la moza no cobra por comisión, pero es una pena que en los trabajos ya no haya ilusión. Seguro que tenía un mal día, pero mira... eso no le quitaba belleza jejeje.
Lo del movil te pasa como a mi, yo me lo cambié hace poco con nosequé de movistar que te regalaban puntos. Coste 0 y como paso de llevar un movil guay...
Besosss

Pepe dijo...

Cada día hay más desmotivación, está claro. Es rarísimo encontrar a alguien que te atienda como uno se merece, que va a dejarse las pelas.

Yo creo que si estaba tan rica, con una sonrisa pícara y una caída de ojos, me hubiera vendido hasta el extintor de la tienda. Soy así de impresionable.

Mª Gemma dijo...

Corpi, lo entiendo perfectamente, hace un año y medio tuve que comprar un móvil, porque el otro me lo robaron... aunque era antes del verano... el dependiente que me atendió (que seguro estaba pensando en sus futuras vacaciones) tenia una sonrisa encantadora, un tono de voz grave y un trato muy agradable... compre el móvil... y me miro a los ojos...

Para trabajar de cara al público, se mira mucho la imagen... pero esto solo no es suficiente, sino sabemos como tratarnos... mal asunto.

Seguramente la tía buenísima de ojos amarillos estará con la depresión post vacacional... si le hubieras contado un chiste... a lo mejor te hubiera mirado a los ojos... o si le hubieras dicho pero como es posible que una mujer con esos ojos tan bonitos este con una actitud tan apática... bueno no se, a lo mejor no hubieras comprado el móvil... pero seguro que habrías logrado que te mirara a los ojos...

Un abrazo

Nacido el 14 de abril (Jose) dijo...

Sería su primer dia despues de las vacaciones. Un consejo, si quieres ahorrarte dinero o que te ofrezcan un móvil bueno mas barato de lo que pueda costar lo que tienes que hacer es cambiarte de compañía, a una en la que te ofrezcan un movil bueno o barato, te llamarán de la compañía en la que éstes para preguntarte por qué te vas, le dices que te dan un movil bueno y barato y posiblemente te ofrezcan otro o el mismo gratis o mas barato. Es un truco viejo pero cabe la posibilidad de que no lo conocieras.

Un saludo

Luna Carmesi dijo...

Sinceramente la apatia en las dependientas de telefonia no es nada raro... No sé porqué...
Y eso fue lo que me decidio cambiar de movil... hsta encontrar una tienda donde pusieran algo de interes...

KUKA dijo...

pUES yo trabajo al público y los problemas que pueda tener los dejo en la puerta de la clínica, siempre estoy con una sonrisa y dispuesta a atender inmediatamente por muy mal que tenga el día, y eso para mi es un aliciente, primero el cliente despues de trabajar tus problemas.