28/12/07

ANUNCIOS



Bic naranja, Bic cristal
Dos escrituras a elegir.
Bic naranja escribe fino,
Bic cristal escribe normal.
Bic naranja, Bic cristal
Dos escrituras a elegir.
Bic, Bic, BicBicBic.

Así rezaba un anuncio de bolígrafos hará más de 20 años. Y es que ayer hablando con la parienta, salió el tema de la publicidad y estuvimos recordando viejos anuncios que se quedaron en la memoria.

Las muñecas de Famosa se dirigen al portal
Para poder llevar al Niño su alegría y su amistad.
Y Jesús en el pesebre sonríe porque está alegre.
Nochebuena de amor, Navidad jubilosa:
éste es el mensaje feliz de las muñecas Famosa.

Los anuncios de hoy no son como los de antes. Antes los anuncios eran mucho más naturales y espontáneos que los de hoy, con mensajes directos, claros y sencillos: “No compre sin Thom ni son”, “hola Radiola”. Son sencillas frases que calaban en el subconsciente de la gente y que aún hoy, los que las oíamos, solemos emplear de vez en cuando. Además el borreguito de Norit, Mimosín, Mr. Proper, el Lobo, son imágenes que se nos han quedado también grabadas.
Hoy sin embargo, no hay ningún anuncio que consiga quedarse en la memoria, exceptuando, creo yo, el Calvo de la Navidad, que hace ya dos años que no sale. Y es que antes, un anuncio estaba en pantalla casi todo un año entero, o más. En cambio hoy, los anuncios duran en pantalla apenas unos pocos meses. Además los hay que tienes que estudiar psicoanálisis o psicología para poder desentrañar qué cojones nos quieren decir o nos quieren vender. Además ponen tantos que la gente se aburre de verlos y cambia de canal. Yo veo muy poco la tele, pero es automático, en poner anuncios, cambio de canal.
Y para terminar otro que tiene como mínimo 25 años, y todavía hoy se sigue emitiendo aunque con diferentes imágenes.

Vuelve, a casa vuelve, vuelve a tu hogar,
Que hoy es Nochebuena, y mañana Navidad.
Vuelve, a casa vuelve, por Navidad.
Turrones el Almendro les desea feliz Navidad.
Y yo también.

24/12/07

FELIZ NAVIDAD


Feliz Navidad a todos los que pasan por aquí y en especial a todos los amigos que habitualmente me visitan y comentan todo aquello que humildemente escribo en esta página.

20/12/07

DE VIAJES


Una de las cosas que más me hubiera gustado hacer en esta vida es viajar. Por desgracia lo he hecho muy poco y muy cerca; mi economía no me permite más. Por eso suplo esta carencia con la lectura de libros de viajes. En mi biblioteca tendré cerca de 80 ejemplares que cubren la totalidad del mundo, desde los polos hasta cualquier rincón del África Ecuatorial. Para seguir los viajes en los libros, me agencié un buen atlas que voy consultando al mismo tiempo que el protagonista del libro va viajando sobre las páginas de su libro. Además, cuando tenía ADSL, seguía el viaje con el Goglee Earth, cualquier medio es bueno para viajar en compañía del libro. Lo mismo hago cuando veo un documental o un reportaje de viajes en la televisión, enseguida echo mano del atlas. Y ahora me he hecho socio de la Sociedad Geográfica Española donde publican una revista de viajes que tengo la ilusión que sea de verdad muy interesante.
Los lugares del mundo que más me atraen son los grandes y vastos espacios naturales. Las amplias llanuras, las altas cordilleras montañosas y los calurosos desiertos. Nombres como Gilgit, Samarcanda, Aksu, Takla-makán, Oymiayon, en Ásia; Lalibela, el Tibesti, Tamanrasset, Al Kufrah, Kisangani, en África; en Suramérica Ushuaia, Puerto Natales, Atacama, Uyuni, Manaus, Iquitos, Caroní, Apure; Yukón, Dawson city, Chilkoot en la América de muy al norte. El resto del mundo y sobre todo Europa me interesan muy poco. Por todos estos lugares he viajado a lomos de camellos, a pie, en avioneta, en canoa o en un viejo coche, pero siempre emocionado esperando ver que aparecerá al doblar la próxima página. Hace poco se me presentó la oportunidad de hacer el gran viaje de mi vida: ni más ni menos que a la China; resulta que con la excusa de que el próximo eclipse total del año 2009 se podrá ver desde China, la agrupación astronómica de la cual soy socio está organizando un viaje y yo me había apuntado junto con mi hijo. Pero se trata de un viaje organizado, con excursiones preparadas de antemano, con hoteles si no de lujo, que están muy bien, etc. o sea, lo “normal”. Pero para mí eso no es lo normal, no concibo el viaje de esa manera, no sé si será por culpa de los libros, o porque soy así, o por las dos cosas, pero la verdad es que me he borrado. Paso de subirme en un autobús y que me lleven de aquí para allá como si fuera ganado; además cuanta menos gente mejor, desde luego la mejor manera de viajar es solo, porque sólo en ese caso la libertad de movimientos es total y absoluta. Yo quiero ir a donde me dé la gana o no ir porque sí. En este punto me gustaría reproducir un trozo de una entrevista que le hicieron a Ryszard Kapuscinski (premio Príncipe de Asturias 2003):
Le preguntan que existe otra categoría de viajeros: el turista.
A lo que responde: El viaje turístico devino un fenómeno de dimensiones colosales, inéditas en la historia y difícilmente imaginables. Únicamente el año pasado, por turismo, se movieron más de 800 millones de personas. El turista no viaja porque se sienta obligado a hacerlo, ni por razones profesionales. Lo hace buscando placer. Es todo un vuelco en la civilización.
Hablaba de la búsqueda del placer. ¿El placer de viajar?
No. El objetivo del turista, y estamos hablando del turista en África y en los países pobres del sur, es paradójico: evitar escrupulosamente conocer el país en el que transcurren sus vacaciones, su lengua y su gente en donde gastan su dinero. El turista evita los medios de transporte de los “indígenas” porque los considera sucios, lentos, inseguros. Además, el turista no quiere hacer contacto con la gente del lugar (si acaso con los necesarios empleados del hotel) porque tiene miedo de enfermedades, o que les pidan dinero. Un miedo que prevalece sobre cualquier curiosidad. Le interesa la comida, el vino, las comodidades, la terraza y la piscina, el sol. El turista es un hombre del norte que busca el sol.
Aunque es difícil establecer una línea que separe al turista del viajero, no es esto lo que yo busco, más bien todo lo contrario, por eso estoy preparando un viaje “todo lo contrario”. Ya veremos qué pasa.

16/12/07

CONTRASEÑAS

6874, código PIN incorrecto; 6847 código PIN incorrecto; 8647 código PIN incorrecto, introduzca el código PUK.
-Cagonlahostia ¡María!, ¿dónde están los papeles del móvil?
-¡Y yo qué sé si el móvil es tuyo!
-Cagonlahostiaputa

ALABI24ALABA25, ha introducido mal la contraseña; ALABI25ALABA24, ha introducido mal la contraseña; ALAVI24ALAVA25, acceso denegado.
-Cagonlaputadoros, ¡María! ¿quién ha cambiado la contraseña del ordenador?
-¡Y a mí qué me cuentas si yo no sé ni encenderlo!
-Cagonlaputadorosputa.

NAIXEMENT2588, acceso denegado, la contraseña no es correcta; NAIXIMENT2588, acceso denegado, la contraseña no es correcta;
NAIXEMEN2588, acceso denegado, lo sentimos, pero para reactivar su cuenta de correo electrónico, deberá enviar un correo electrónico a la siguiente dirección indicando…
-Cagontolosantos, ¡pero cómo voy a mandar un correo electrónico si no me dejáis entrar en mi correo para podéroslo enviar, mamones!
-¡María!
-¿Qué quieres?
-¿Quién me ha cambiado la contraseña del correo electrónico?
-¿Del qué?
- De nada, cagontolosantosdeFedeguico.

3789, contraseña incorrecta; 3798, contraseña incorrecta, lo sentimos pero no le podemos devolver la tarjeta, si quiere recuperarla, tendrá que pasar por nuestras oficinas…
-Cagonmismuertos. ¡María!, ¿quién ha cambiado la contraseña de la tarjeta?
-¿Y a ti quién te ha cambiado la contraseña de tu tarjeta de la memoria?
-Cagonmisputosmuertos, cagonlasputascontraseñas.

9/12/07

DESEOS DE FELICIDAD


Llega la Navidad, y como todos los años, son muchos los que nos quieren felicitar:
El Corte Inglés le desea una feliz Navidad y le recuerda que tenemos abiertos todos nuestros centros comerciales para que pueda realizar sus compras navideñas de la forma más cómoda posible. Ah, y no olvide traer su tarjeta de crédito, que aquí se la limpiaremos… de polvo.
Los fabricantes de turrones les desean una feliz Navidad y no se preocupen por la línea, que ya tendrán tiempo de recuperarla en pasar las fiestas.
Los dueños de restaurantes les deseamos una feliz Navidad y les recordamos que tenemos todos nuestros salones engalanados para unas fechas tan señaladas, para que así ustedes puedan venir a disfrutar de nuestra cocina en las comidas y cenas de empresa, en las comidas y cenas de Navidad, en las comidas y cenas de fin de año, en las comidas y cenas de reyes, y en las comidas y cenas de todos los demás días de estas fechas tan entrañables, y si en el Corte Inglés no les han limpiado… el polvo de su tarjeta, nosotros lo haremos encantados.
Los jugueteros les deseamos una feliz Navidad y les recordamos que ya pueden pasar a comprar todos los juguetes que quieran para sus hijos, los tenemos para todas las edades y de todos los precios, y como que en los restaurantes siempre se pega un poco la grasa, nosotros se la limpiaremos para que sus tarjetas reluzcan como el sol.
Los fabricantes de papas noeles y lucecitas navideñas les desean una feliz Navidad y les recuerdan que un balcón sin Papá Noel y una casa sin lucecitas, no representan el espíritu navideño, así es que todos a colgar a Papá Noel del balcón, que si no, no viene. Le recordamos que también admitimos dinero en metálico.
La asociación de Bancos y Cajas de España, les deseamos una feliz Navidad y les recordamos que en los miles de oficinas que tenemos abiertas por toda la geografía nacional, podrán retirar sus tarjetas de crédito de todos los colores imaginables para que puedan hacer más cómodas sus compras navideñas. Si lo desea, ya se las damos bien impregnadas de polvo para que se lo vayan limpiando en los establecimientos donde entren a comprar. También tenemos dinero en metálico, pero es menos recomendable porque es más controlable.

6/12/07

INFORME PISA

Todo el mundo está escandalizado con los resultados del Estudio PISA ese que se hace de cuando en cuando entre todos los países de la OCDE y que nos pisa el orgullo patrio porque sus resultados siempre nos ponen a parir, y no es para menos: bien en ciencias, regular en matemáticas y fracaso total en lectura y comprensión lectora. Y no me extraña, porque si uno no comprende lo que está leyendo, difícilmente podrá enterarse de lo que está estudiando.
Yo no sé de quién será la culpa de este fracaso, si del gobierno, o mejor dicho de todos los gobiernos que hemos tenido desde que somos democracia monárquico-parlamentaria, si de las editoriales, si de los maestros, de los padres o de los alumnos. O de todos un poco, aunque de algunos un poco más que de los otros.
Tengo un hijo de ocho años que está estudiando tercero de primaria. Tendrían que ver los libros que tiene. Apenas tienen letras. Todo son dibujos enormes que llenan páginas y páginas. Los conceptos están tan resumidos que más que textos parecen esquemas. Además ya viene lo más importante, que es casi todo de lo resumido que está, en negrita o subrayado. Los ejercicios siempre tienen un ejemplo de cómo los tienen que hacer… Los chavales no tienen ninguna opción de elegir, es decir, si habláramos de comida, ellos lo único que tendrían que hacer sería tragar lo que viene en el libro; ni tendrían que coger la comida, ni llevársela a la boca, ni siquiera masticarla, sólo tragarse la papillita.
De pequeños ya los están convirtiendo en inútiles mentales, yo no sé si esto tendrá un doble objetivo para cuando cumplan 18 años y tengan derecho a votar, pero de lo que estoy seguro es de que este no es el camino. No hay ningún esfuerzo personal por parte del alumno, ninguna satisfacción por sacar adelante un problema complicado porque es que no lo hay, el nivel es tan bajo que da pena. El trabajo de los padres por motivar y alentar a los hijos es clave para el buen rendimiento de los niños. Yo no digo que el trabajo de los maestros en la escuela no sea eficiente y que se esfuercen en enseñar a los niños, pero en la medida en que puedan deberían presionar a las editoriales o a las consejerías de educación de las comunidades autónomas para que, por lo menos los libros de texto, fueran dignos de la educación que pretendemos y que por desgracia no es.

2/12/07

PRENSA HISTÓRICA


En este leguaje periodístico tan grandilocuente, pomposo, sensacionalista, extremado y exagerado que se está utilizando últimamente para captar la atención del lector, televidente o radioyente, se ha instalado una palabra que, de no cambiar la cosa, pronto vamos, o mejor dicho, van a sufrir un colapso cerebral nuestros hijos a la hora de estudiar historia. Y es que la palabra a la que me refiero es esta: HISTÓRICO. Ahora cualquier acontecimiento es histórico, desde un partido de fútbol en el que se han marcado siete u ocho goles, hasta un viaje del rey a un lugar donde no ha ido nunca, pasando por el nombramiento de un nuevo cardenal, la inauguración de un puticlub por parte de un consejero de la Junta, dar la vuelta a la provincia a la pata coja, encender un mechero con la oreja o que un militar gay se quiera casar con un cura gay.
Si todo este tipo de noticias “históricas” las tenemos que recopilar y como hechos “históricos” que son, o que nos los han vendido como tales, los debemos trasladar a los libros de historia, el libro de historia contemporánea de un chico de 9 años ya será tan gordo como la Biblia; así es que, ¡ay de aquél que quiera estudiar la carrera de historia!, posiblemente sea preferible empezar ya hoy a leer todos los días la prensa… histórica, claro.

25/11/07

PRINCIPIOS DE LA PROPAGANDA



Estamos en tiempo preelectoral. Los grandes partidos ya van tomando posiciones y desplegando su aparato propagandístico para captar el mayor número de electores; y para ello instruyen a sus colaboradores con el objetivo de que sus actos sean lo más efectivos posibles. Para esto siguen principalmente los siguientes principios de la propaganda, que ya hace unos cuantos años que se vienen utilizando en todo el mundo y que, en el momento en que nació, tuvo un verdadero éxito. Quizá por eso aún hoy se siguen aplicando.

Estos son los principios de la propaganda:

1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo. Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o efectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan".

4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5. Principio de la vulgarización. "Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar".

6. Principio de orquestación. "La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas". De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad".

7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que, cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10. Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.

Autor: Joseph Goebbels

20/11/07

A BUENAS HORAS, MANGAS VERDES


La iglesia católica española pide perdón por lo ocurrido durante la guerra civil española. Qué cosas. La iglesia que tiene la exclusiva del perdón divino en la tierra, pide perdón, pero a quién, ¿a sus fieles o a sus infieles? Y esto a sólo quince o veinte días de la canonización masiva de mártires del lado de la iglesia, mira tú por donde, asesinados durante la guerra civil. ¡Qué ocasión tan excepcional perdida para reconciliar un poco más a las gentes que se enfrentaron en aquella época! Y ahora piden perdón. ¿No hubiese sido una medida de perdón más justa canonizar tanto a azules como a rojos? ¿o es que los rojos eran todos malos y los azules todos buenos?
No soy partidario de los perdones a equis años vista, sobre todo a más de 60 años ha de aquello. ¿Qué sentido tiene pedir perdón por parte de España a Iberoamérica por el expolio de sus riquezas en los siglos XVI y XVII? ¿Qué debe el rey de España actual cuando en Xàtiva se le demanda que pida perdón porque su antepasado Felipe V quemó la ciudad en el siglo XVIII? ¿o, por qué le debe pedir perdón alguien a otro porque su abuelo le hizo no sé qué al abuelo del otro? ¿De qué serviría que la Iglesia pidiera perdón dentro de cincuenta años por prohibir en estos momentos a sus fieles el uso del preservativo para combatir el SIDA?
Las medidas se deben tomar en el momento oportuno, y apechugar con las consecuencias aquellos que las han provocado y no cargarles el mochuelo a las generaciones venideras.
Todo esto viene a cuento porque, por lo que se ve, la iglesia está en contra de la Ley sobre la Memoria Histórica del gobierno de Zapatero. No conozco los pormenores de esta ley ni tengo opinión sobre ella, pero si la iglesia está en contra, yo estoy a favor.

Me gustaría aprovechar esta entrada para darle las gracias a Miri de los Bosques por haberme entregado un premio: Quercus. Quedo muy agradecido por tan inmerecido reconocimiento, y aunque hay que seguir una cadena, no lo voy a hacer por las razones que le explico en su magnífico blog. Desde aquí invito a mis lectores a que se pasen por su casa porque no les va a defraudar.

13/11/07

TONTO PERO HONRADO

El otro día me encontré 50 € a la entrada de una farmacia. Entré y pregunté si alguien había perdido el dinero y una sofocada mujer con un niño pequeño que estaba rebuscando en su bolso me dio las gracias por haberlos encontrado y habérselos devuelto. Más tarde se lo conté a un amigo y me dijo que qué tonto había sido, que me los debía de haber guardado y “a tomar por el culo la mujer”. Yo sonreí y di la callada por respuesta.
Cuando me pasan cosas así, incluso más importantes, se me olvidan en seguida, pero luego, al cabo de unos días, sin más ni por qué, salen del rincón de la memoria donde se habían quedado almacenadas y empiezan a darme vueltas por la cabeza. Entonces aprovecho para reflexionar e intento sacar conclusiones que me sirvan para ser un poco mejor, que malo ya lo soy bastante.
Hoy está de moda el egoísmo. Por todas partes nos bombardean para que seamos más guapos, más listos, más ricos, más independientes, más distintos de los demás. El individualismo ha triunfado sobre la colectividad. Sólo importo yo, y los demás están para servirme o como mínimo para aprovecharme de ellos.
Soy tonto si me encuentro dinero y lo devuelvo, soy tonto si le cedo el asiento a una anciana, soy tonto si le hablo de usted a una persona mayor, soy tonto si no aprovecho un descuido y me cuelo en una cola, soy tonto si dejo que se me cuele un coche en una redonda y no lo tiro fuera de la carretera, soy tonto si me dan un empujón queriendo y no le pego dos hostias, soy tonto si aprovechando un descuido del camarero no me largo sin pagar la copa, soy tonto si…
Y es que, como digo, hay que ser, y demostrar, que eres más listo y más fuerte que el que tienes enfrente, que tú eres el rey y que los otros no son más que nuestros servidores.
La honradez ha perdido su significado y hoy por hoy se ha convertido en un sinónimo de tonto. Pues yo lo siento, prefiero ser tonto, pero honrado.

8/11/07

LLEGA LA NAVIDAD


Por fin llega la tan ansiada Navidad. Días de vacaciones, comilonas, bebilonas y resaconas. Ya anuncian las radios lugares donde celebrar las comidas y cenas de empresa y familiares en las tan ansiadas navidades. Las televisiones ya se han llenado de anuncios de juguetes para que se los traigan los Reyes Magos y el jodido Papá Noel a los niños; ya se anuncian colonias, joyas… y ya es Navidad en el Corte Inglés. En el Carrefú ya se pueden adquirir bolitas para el árbol de Navidad y figuritas para el belén. Ya se ven lucecitas navideñas en algunos bares y comercios…
Y sólo estamos a 8 de noviembre.

Pues eso: FELIZ NAVIDAD a todos.

4/11/07

PARA IR A LA MODA


En estos tiempos que corren es muy importante ir a la moda que nos marcan si no queremos quedar excluidos de la tribu, porque no seguir los cánones marcados por el entramado capitalista que nos dirige de la mejor forma posible para sacarnos los cuartos, significa, cuando menos, estar un par de peldaños por debajo en la escala social, trazada por ellos, y ser objeto de ridiculizaciones y burlas de aquellos que siguen escrupulosamente la Moda.
Veamos pues qué debemos tener o comprar, aunque no tengamos dinero, que para algo están los bancos, que fían, para ir a la Moda.
-Adosado o bungaló con vistas al campo de golf que no construirán en la puta vida, o que más bien es un microgolf para sacar a cagar a los perros.
-Monovolumen o todoterreno, que es de mucho prestigio el llevar un coche grande aunque trague más gasolina que agua un camello en el caso del todoterreno; y el monovolumen para llevar al único hijo que tenemos para que vaya bien ancho y despatarrado al cole, y podamos cargar con las toneladas de libros que lleva para estudiar, no sea que en un utilitario no quepan.
-Perro de raza de por lo menos a veinte mil duros el cachorro. Importante tener papeles en regla, todas las vacunas y un lugar predilecto en el sofá del salón, que el pobrecito es el dueño de la casa. Ah, y para comer, higadillos y jamón york, no se le vayan a romper los dientecitos al rodwailer.
-Un hijo homosexual, que en la tele sale en cualquier programa o serie que se precie el homosexual de turno, que demuestra lo tolerante que es nuestra sociedad de pitiminí y la puntita nada más.
-Una sierpe de catorce metros. Cuidado si el perro de veinte mil duros es pequeño, no sea que un día desaparezca por arte de magia y por la misma la serpiente parezca preñada.
-Una televisión de plasma de quinientas pulgadas para poner en el salón de seis metros cuadrados del bungaló. Si no cabe, a lo mejor haciendo un boquete en la pared, podemos meter la mitad en la cocina, y verla mientras cocinamos.
-Un piercing en el ombligo, otro en el pezón y uno en la punta del capullo, así cuando se la sacuda parecerá que está tocando una pandereta, que para navidades vendrá como anillo al dedo para acompañar a los villancicos.
-Un par de tatuajes. Uno bien visible, en el homóplato o en el lomo, aunque sepa que no le van a poder poner la epidural; y otro en un lugar más íntimo que sólo pueda ver su pareja, aunque con lo que duran las parejas y lo que menguan las prendas de vestir, al final se lo va a ver media España.
-Hacer un viaje a algún sitio del Caribe, y si es en época de huracanes, mejor; si no le han sepultado debajo de un montón de escombros, podrá contar el viaje como si de una aventura a la selva se tratara, aunque en todo el puto viaje no haya salido del complejo hotelero.
-Llevar en la faltriquera toda la colección de tarjetas de crédito, desde la del Corte Inglés (imprescindible) a la del banco de la esquina, que mucho crédito da enseñarlas a las amigas cuando va a pagar el café.
-Apuntarse a un gimnasio, hacer pilates, batuka o danza derviche porque es menester tener un corpore bien sano y serrano.
-Y cómo no, la mens sana debe corresponderle al corpore sano y serrano, por la tanto no sería baladí apuntarse a una academia de inglés o chino, que como hay tantos, nunca se sabe con quién se va a encontrar por la calle.
-Llevar el móvil último modelo, y ojo, que esto evoluciona más aprisa que la informática, o sea, para tener el más fashion hay que cambiarlo cada 25 minutos.
-Depilarse hasta los pelos del escroto, que es de mucho estorbo a la hora de la coyunda, no sea que se enreden los de voacé con los de voacá y haya que cortar por lo sano lo que tan sanamente había empezado.
-Poner a los hijos nombres de actores americanos, como Jessica o Kevin; o de telenovela venezolana como Yoana Lucrecia o Luis Rubén, para que se note que está usted al cabo de la calle en lo que por la pequeña pantalla nos enseñan.
Y esto es básicamente lo que se necesita en estos tiempos locos que corren, que la gente no tiene un puto duro, pero eso no es lo importante, lo verdaderamente importante es que no se note.

1/11/07

DIA DE TODOS LOS SANTOS


Hoy es nuestro día. El cementerio está precioso. Hay flores de todos los colores que con sus perfumes llenan todos los rincones del cementerio. Llegan incluso al interior de nuestras tumbas renovando por unos días el olor putrefacto que desprendemos nosotros mismos. Pero no vamos a ser negativos en un día como hoy. Da gloria ver a los futuros inquilinos todos tan limpios y bien vestidos visitando a sus familiares y amigos. Una vez aquí, deberían elegir dónde quieren ser enterrados cuando se mueran, porque si no, los colocarán donde les parezca mejor a sus familiares sin tener en cuenta al vecindario, cosa muy importante, porque son aquellos con los que van a tener que convivir, o mejor permítanme el palabro, “conmorir” durante muchísimo tiempo. Por eso yo les recomiendo que se reúnan los amigos y que compren los nichos todos juntos para que cuando se mueran los entierren a todos juntos, y si son amigos y amigas, lo mejor es una fosa común, porque hay más roces. Ya me entienden.

El día de todos los Santos se celebra de una forma especial en el cementerio. Eso del jalogüin es una gilipollez. Nuestra fiesta no tiene nada que ver con eso. Nosotros simplemente nos reunimos todos juntos en el centro del cementerio, por la noche eso sí, y cogidos de las manos cantamos y danzamos sin parar hasta el alba. Después nos felicitamos por nuestro santo y cada uno vuelve a su tumba a esperar la visita de sus familiares. Siempre hay alguien que, por las razones que sean, no va nunca nadie a visitarlos. Esta pobre gente lo pasa mal, pero siempre nos tendrá a nosotros para hacerles compañía.

Y después a esperar el mismo día el año que viene. Quién sabe, a lo mejor hasta estás tú por aquí.

26/10/07

REACCIONES ENCONTRADAS


Esta semana se han producido dos hechos con inmigrantes que han producido reacciones encontradas, sobretodo entre sus protagonistas.
Por un lado tenemos la agresión brutal de un energúmeno racista a una menor por el simple hecho de ser suramericana, ecuatoriana en este caso; y por otro lado tenemos el rescate en alta mar de un kayuko por parte de un pesquero español en el que viajaban más de 50 personas y que por desgracia en el kayuko sólo quedaban ocho personas y de ellas sólo una con vida.
Mientras las declaraciones del energúmeno racista se limitaban a decir con altanería y chulería que hizo eso porque estaba borracho, como si uno cuando está borracho no sabe distinguir entre lo que está bien o lo que está mal; las declaraciones emocionadas del patrón del barco pesquero transmitían esa impotencia y mala suerte por no haberlos visto antes y poder haber salvado a alguien más con vida.
Pero me gustaría saber cómo habría reaccionado ese energúmeno racista si hubiese sido el capitán del barco pesquero ante el espectáculo dantesco que se abría ante sus ojos al amurarse sobre el kayuko y ver a ocho personas flotando en su interior y que una levanta una mano para indicar que está viva. Supongo que este energúmeno racista será un ser humano, aunque sólo sea por su aspecto físico, y que tendría un gesto humano; supongo que habría sacado una pistola y le habría pegado un tiro para evitarle más sufrimientos al pobre negro ante una muerte segura.

23/10/07

MI LENTA CONEXIÓN

Llevo tiempo dándole vueltas a la idea de publicar esta entrada y hoy por fin me he decidido, sólo espero que nadie se pueda sentir ofendido, porque nada hay más lejos de mis intenciones.
Vaya por delante que todos los blogs que tengo enlazados en la columna de la derecha están ahí porque me gustan, unos por unas razones y otros por otras, pero todos me gustan y los visito con toda la frecuencia que mi tiempo libre me permite. Pero por desgracia no a todos los puedo disfrutar como a mí me gustaría, como a mí me gusta que la gente que pasa por aquí disfrute el mío. Y cómo se disfruta un blog, pues leyéndolo y comentando aquello que has leído, pero por desgracia eso no siempre es posible y me explico: seguramente algunos de vosotros hace algún tiempo habréis notado que no me paso por vuestros blogs porque no habréis leído ningún comentario mío, en cambio sí que pasáis por aquí y comentáis qué os parece lo que yo he escrito, pudiendo llegar a pensar que soy un desconsiderado; nada más lejos de la realidad, por supuesto que paso por vuestros blogs y os leo, pero me es imposible comentar por lo siguiente: mi conexión a internet no es ADSL, o sea que la velocidad de descarga es tan sólo de, en los momentos más veloces, 4 Kb/seg., os podéis imaginar lo que tardo para descargar una fotografía pongamos de 40 Kb, 10 segundos, toda una eternidad, y aquí está el quid de la cuestión, hay blogs que tienen muchas fotografías con un peso considerable que tardo muchísimo en descargar, y para postre están ahora de moda los vídeos de Youtube, verdadero quebradero de cabeza para mi lento módem. Hasta hace un par de semanas aún se descargaba el “plug-in”, creo que se llama, para ver los vídeos, con lentitud pero se descargaban, pero es que ahora no sé qué cojones pasa que se me queda colgado el navegador y no hay manera de poder abrir con totalidad la página y tengo que cerrar el navegador y volverlo a abrir para ir a otro sitio.
A mí todos los blogs me gustan, y cada uno hace en su sitio lo que le da la gana y lo adorna como quiere, como yo hago con el mío, faltaba más, pero pasa que a mí personalmente eso me fastidia mucho la descarga, hay páginas que a los cinco minutos la tengo que abandonar porque todavía no se ha descargado del todo; os podéis imaginar cinco minutos esperando son desesperantes. Afortunadamente lo primero que se descarga es el texto, que es lo que realmente me importa y mientras se descargan las fotos y vídeos puedo leeros, pero por desgracia los comentarios no se abren hasta que no se descarga toda la página, y unas porque se cuelgan y otras porque tardan una eternidad en descargarse, pues me es imposible dejar constancia de mi visita.
Así que pido perdón a todos aquellos que hayáis notado mi ausencia, pero sabed que esta es sólo aparente, porque regularmente os visito y os leo, lo que pasa es que no puedo comentar.

17/10/07

ONÁN

Hay personas que son capaces de hacer cualquier cosa por pasar a la historia, como aquél, de cuyo nombre no quiero acordarme, que quemó con este fin la biblioteca de Alejandría. En cambio hay otras que por no hacer nada, o simplemente por hacer lo que todo el mundo hace, hala, la historia los eleva por encima de la mayoría. Este es el caso de Onán, un tipo que sólo aparece nombrado tres veces en seis versículos de la Biblia y que gracias a sus acciones ha reunido bajo un mismo nombre a todos los pajilleros, que somos legión: ONANISMO. El Diccionario de la Real Academia define el onanismo como: (de Onán personaje bíblico), m. masturbación. O sea, que el tipo este, sólo por hacerse pajas se ha hecho más famoso que el Paquirrín. Si por lo menos hubiera sido el primero, el inventor de la manola, pues estaría de acuerdo en que deberían hacerle un monumento en todas las plazas y dedicarle una calle en todos los pueblos, porque las satisfacciones que nos da el onanismo son difíciles de superar en cantidad y calidad, sobre todo en calidad, pues sólo es cuestión de ponerse, y con esto del internet, el ponerse es de lo más fácil, basta con acudir a las páginas de Antonio F. Marín, a la de Enrique o a la de Juan, que hay que ver lo onanista que se está poniendo a estas edades, don Juan. Pues como decía, ni eso, Onán no fue el descubridor del autoplacer, para eso seguramente nos tendremos que remontar a los australopitecos, que a los chimpancés también les gusta la onanística. El pobre Onán era el segundo de tres hermanos e hijo de Judá. El tal Judá le buscó una mujer a su hermano mayor que se casó y murió sin dejar descendencia; entonces Judá le dijo a Onán que se casara con su cuñada y le diera descendencia a su hermano, pero como Onán no quería, porque la descendencia no hubiera sido suya sino de su hermano, entonces el muy cochino “si bien tuvo relaciones con su cuñada, derramaba a tierra evitando dar descendencia a su hermano. Parecióle mal a Yahvé y le hizo morir a él también “ (sic). Pobre Onán, a Dios no le pareció bien que se hiciera pajillas, y hala, al camposanto. Así es que ya lo sabéis, cuidadín con lo que hacéis, que el Ojo que Todo lo Ve está ojo avizor y al que pille en pecado, zas, le manda un rayo percutor ejecutor y con la mano en la masa, al hoyo.
Pero aquí no acaba la historia. Judá quería que su hijo menor le diera descendencia a su nuera, pero era muy pequeño, entonces mientras pasaba el tiempo, la pobre Tamar, que así se llamaba la susodicha, engañó a su suegro haciéndose pasar por una prostituta. El pobre Judá, que era viudo y que ya estaba hasta los cojones de tanto menearse el onán, se dejó engañar y le echó un polvo con tantas ganas que la dejó embarazada de gemelos (futuros onanistas). Durante el parto resulta que un gemelo onanista sacó una mano (sería para ver si hacía frío) y entonces la partera le dijo, “este ha salido primero” y le ató una cinta en la mano, pero como el pequeño no-nato (aún) notó que hacía frío, metió la mano para dentro y allí se quedó, lo que aprovechó el otro onanista para salir primero. Y ahora digo yo, que esto no lo aclara la Biblia, ¿quién de los dos será onanista primero?

14/10/07

LUCHA DE TITANES


El 12 de octubre de 2007 será recordado en mi pueblo como uno de los días que más ha llovido de la historia: más de 300 litros por metro cuadrado en unas pocas horas. La temida gota fría que nos visita de vez en cuando, este año quiso celebrar con nosotros la fiesta de la Hispanidad, y lo único que hizo fue aguárnosla. El diluvio sin ninguna duda debió ser algo parecido. Las nubes penetraban preñadas del Mediterráneo y vinieron a parir sobre la tierra rompiendo aguas encima de nosotros ¡Qué nochecita! Afortunadamente mi pueblo está en la falda de una montaña y las calles son empinadas, que si bien cuesta un poco caminar por sus calles por las pendientes, al menos es imposible que en situaciones como la pasada se pueda inundar (como ocurrió por desgracia en el llano), lo que no quiere decir que algún corral, terraza o cochera no haya tenido algún problema.
Cerca del medio día paró de llover y cogí el coche para ir a ver si se habían producido daños en el término. La primera sorpresa fue ver la fuerza con que bajaba el río. El día anterior estaba completamente seco y ahora bajaba tan lleno que casi estaba a punto de cegar los ojos del puente de mi abuelo (le llamo el puente de mi abuelo porque después de más de 70 años que está construido todavía le deben 90 jornales, 45 de él y 45 de la mula que le ayudaba a llevar piedras con el carro para su construcción, igualmente les pasó a todos los que también trabajaron en su construcción). Más abajo hay un azud que el río se saltaba como si fuera un simple escaloncito. Al ver la avenida de este río, me fui a ver la desembocadura del río Serpis en el mar. Fue uno de los espectáculos más impresionantes que haya visto en mi vida. Cuando bajé del coche un viento húmedo, cálido y salado proveniente del noreste (gregal) me recibió en medio de un estruendo ensordecedor provocado por el fuerte temporal de mar que estallaba al otro lado de las dunas. Cuando me acerqué a la desembocadura del río me quedé de piedra: el río bajaba con la furia y la fuerza de un millón de toros desbocados; el mar por el otro lado rugía y se precipitaba hacia la tierra como si a cada gota de agua la persiguiese un diablo y cada gota se subiese por encima de las demás en una carrera loca por salvarse del infierno y creaban olas inmensas que teñidas con el rojo del fango arrastrado por el río parecían las mismas llamas del infierno del que parecía que querían huir; en frente estaba el río enloquecido, que con su ego creciendo a cada instante, se quería hacer el dueño de la situación y no quería ser interrumpido en ningún momento, su deseo hubiera sido que el mar se hubiera abierto de piernas como lo hizo con Moisés y haberlo penetrado hasta el infinito, pero el mar no estaba para jueguecitos amorosos y en ningún momento estaba dispuesto a dar su brazo a torcer y se producía una lucha de titanes entre el río que quería penetrar al mar y el mar que no lo deseaba: sin palabras. Y mientras los dos luchaban a muerte, a la izquierda del río hay una pequeña playa que está protegida del gregal por el espigón del puerto donde el agua estaba tan mansa que habría podido tomar el baño un niño de tres años sin ningún temor. Por el otro lado en medio del campo de batalla, una de las cosas que más me impresionó fue ver la enorme cantidad de cañas que arrastraba al río y que se iban acumulando entre los dos frentes, la mar no las admitía y el río no paraba de vomitarlas y se iba formando un montón de cañas de varios metros de altura (habría millones, sin exagerar) dando vueltas en el remolino que hacían las aguas dulces y saladas en su choque.
En la fotografía up supra no se aprecia muy bien, pero la zona oscura de la parte de arriba de la derecha es el montón de cañas que flota en medio de la batalla.

10/10/07

LA PLAGA DEL NACIONALISMO

El otro día publicaba Gambutrol en su magnífico blog una entrada sobre el nacionalismo catalán muy interesante y además muy sustanciosos los comentarios que allí se vertían. Después de reflexionar me gustaría a mí también exponer mi punto de vista sobre el asunto.
No me gustan los nacionalismos, ninguno, ni el catalán, ni el vasco, ni el gallego, ni el cartagenero, ni el español. Como dice Kapuscinski: el nacionalismo es una plaga del siglo que vivimos junto con el racismo y el fundamentalismo religioso y que tienen un rasgo común: la irracionalidad, una irracionalidad agresiva, todopoderosa, total. Yo me considero ciudadano del mundo, aunque suene a tópico, pero es que es verdad, cada vez hago menos caso a lo que pasa por aquí cerca y me preocupa más lo que pasa allende las fronteras, sobre todo en Asia, África y Sudamérica. Lo que ocurre en Europa y los Estados Unidos, simplemente me la refanfinfla, me aburre horrores; y de lo que pasa en España no es que pase, pero como siempre es prácticamente lo mismo, pues eso. Y es que no hay más que mirar las noticias de la televisión para darte cuenta. Menos mal que cada vez los corresponsales internacionales son mejores (aunque siempre a años luz de los reporteros de los años 70 y 80 como Carmen Sarmiento, Vázquez-Figueroa, de la Cuadra Salcedo, Pérez-Reverte, Vicente Romero (afortunadamente aún en activo),…); el bloque de internacional de algunos noticieros es lo único digno de ver, lo demás no es más que morralla.
Los nacionalistas en España siempre han ido de hostiados por la vida. La puta España (esa que tanto defienden desde posiciones ultranacionalistas Aznar, Rajoy (anda que el discursito que nos ha sacado hoy en la tele), Jiménez Losantos, P. José Ramírez…) les ha estado jodiendo siempre negándoles su identidad, cuando España precisamente existe porque todos y cuando digo todos, digo TODOS, arrimaron el hombro y muchos se dejaron la piel cuando vinieron moros, ingleses y franceses a dar por el culo. Si todos lucharon hombro con hombro para rechazar a los invasores, ¿por qué ahora se sienten invadidos por sus antiguos compañeros de batalla?
Los nacionalistas siempre han ido de víctimas, los pobres, lo que les ha salido muy rentable a la hora de pactar con los partidos políticos nacionales y sacar tajada. El problema viene cuando ese dinero se ha invertido sólo en promover el sentimiento nacionalista en vez de emplearlo en lo que realmente necesita la gente. Veamos por ejemplo lo que pasó en Cataluña: durante casi veinte años Jordi Pujol ha estado pactando con el PP y el PSOE para formar gobiernos españoles, ¡cuánto dinero habrá sacado de las arcas del Estado! ¿Y qué es lo ha hecho con él?, ¿dónde lo invirtió? porque si no, por qué tanto desastre ahora con los trenes, las carreteras, la electricidad, el aeropuerto… Si durante veinte años ha estado llevando dinero a Cataluña a espuertas, ¿en qué lo invirtieron? Pues está claro, en promover el espíritu catalán en las escuelas, en al TV3 etc. Ahora por ejemplo ya me gustaría a mí saber cuánto dinero habrán gastado en que la Feria del Libro de Frankfurt se dedique a Cataluña.
Yo estoy convencido de que si les dan la independencia se cagan encima y la rechazan porque se les acaba el chollo. Con la de gente que hay comiendo de la sopa boba del nacionalismo de tres al cuarto. Los pobres se quedarían desamparados y sin empleo y no les quedaría más que ponerse a trabajar de verdad, con lo que eso cansa. No, mejor dejarlo como está.

Aquí en Valencia tenemos un nacionalismo que es como cagar para adentro. Estos del PP que mandan (quién lo diría) se llenan la boca con lo de que los valencianos somos los mejores y pronto vamos a ser el espejo donde se van a mirar los españoles y todos los habitantes del mundo mundial, que aquí se vive de putamadre, y que tenemos de todo y que somos los más empeñados de España y que tenemos toda una vida para empeñarnos más y a ver quién cojones pagará todo este despilfarro valenciano en España. En fin, nacionalismo de chichinado y paella con chorizo.

Los nacionalistas se quejan de que no se les reconoce su país, ni se les deja ser nación. El país viene determinado por una delimitación geográfica y la nación por un conjunto de personas que viven en un país con una lengua y una cultura propias. Partiendo de esta base, puedo reivindicar la nacionalidad de mi pueblo porque tiene una delimitación geográfica propia determinada por el término municipal y además hablamos una lengua propia, o mejor dos, y tenemos una idiosincrasia y unas costumbres definidas y propias. Esto lo puedo extender a la comarca, o a la provincia o a la comunidad autónoma o al estado, o a Hispanoamérica o a todo el universo.
¿Pero quién prohíbe la nacionalidad a nadie que la sienta? ¿El Estado (tercer término en discordia y que hace referencia al aspecto político de la nación)? Y ¿por qué uno no se puede sentir binacional, o plurinacional?
Y en cuanto al derecho de autodeterminación, por mí que se autodetermine quien quiera y todo lo que quiera. Pero luego qué.

9/10/07

DÍA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA

Hoy es el día de la Comunidad Valenciana. Se celebra un 9 de octubre como se podría celebrar cualquier día del año, porque con tantos años de historia, cualquier fecha habría sido buena para conmemorar algo, no sólo aquí, sino en cualquier sitio de España, que con diecisiete comunidades autónomas tenemos diecisiete días de la comunidad y olé. No entiendo muy bien para qué coño sirven los días de la comunidad autónoma de turno. Los políticos en cambio sí que lo saben bien, ya que son ellos los que los han instaurado. Estos días se los pasan de putamadre haciendo discursos pomposos y ultranacionalistas (aunque no sean comunidades ¿históricas?), invitando a los verdaderos dueños del poder (los empresarios) a todo tipo de actos institucionales, dando premios a diestro y siniestro (clientelismo político, o a ver quién al que le hayan dado un premio habla mal del que se lo ha dado, aunque sea un hideputa); y después todos juntos a hacerse una buena mariscada a costa de la plebe.

Y nosotros como gilipollas les vemos en la televisión autonómica (partidista, sectaria, manipulada, … asquerosa) bien trajeados, con vestidos que valen lo que ganamos trabajando de sol a sol durante un mes, intentado convencernos de que somos los mejores, la comunidad número uno del país, que vivimos en la tierra más maravillosa del mundo, la más bonita y la más próspera, y que de seguir así pronto podremos vivir a lo grande, prácticamente sin trabajar, como ellos, y dentro de un poquito más, ya sin trabajar ni nada, hala, que lo hagan los inmigrantes, y si no, ¿para qué cojones han venido?

8/10/07

SUPERCONTRASTES


Acabo de ver un reportaje sobre la guerra que se está produciendo en Uganda en el segundo canal de la Televisión Valenciana. Niños secuestrados para hacerlos soldados, niñas secuestradas para hacerlas esclavas sexuales. Los testimonios han sido escalofriantes: un joven ha contado que cuando lo secuestraron mataron delante de él a su hermano para provocarle tal terror que no pudiera huir; otro niño ha contado que un comandante ordenó a los niños soldados que mataran al hermano de este niño a mordiscos y casi lo consiguen; una niña fue secuestrada con nueve años y ahora tiene un hijo de su secuestrador; a un niño le cortaron las orejas, los labios y todos los dedos de las manos…
Al acabar el programa he cambiado de canal y estaban haciendo eso de la supermodelo, y salía una estúpida y ñoña niña llorando no sé por qué gilipollez. He apagado la televisión en el acto porque me ha dado asco, vergüenza y ganas de vomitar.

6/10/07

PRIMER CUMPLEAÑOS


Hoy, 6 de octubre del año de Nuestro Señor de 2007 este blog cumple un año de existencia. Bueno, este en concreto no, pero sí mi travesía bloguera. De hecho este es mi tercer blog, y espero que definitivo, de momento estoy muy contento de cómo funciona, o sea que por el momento no hay novedad. El primer blog que tuve se llamaba “A tumba abierta” y por problemas con el proveedor o editor o cómo se llame, Bitácoras.com, cambié a otro, Blogia, ya con el nombre de “A sangre fría” que conservé cuando también comenzaron a dar por el tercer ojo, y me pasé aquí, Blogger. Y aquí estoy feliz y contento de haber hecho un montón de amigos virtuales, y en este año que viene espero hacer muchos más. Cuando empecé con esto jamás pensé que me leería tanta gente, ni que fuera capaz de escribir tantas cosas. Quitando las fichas de algunos libros que he leído, habré escrito más de cien entradas. Dios mío si se enterara mi profesora de literatura y más con los libros que ahora leo, que le aprobé la asignatura en septiembre sin leer los libros que nos obligaba (menudo coñazo de libros, los perfectos para ahuyentar a cualquiera de la lectura) seguro que me ponía por lo menos un notable. Pero bueno, eso ya pasó y ahora estoy muy contento con lo que hago, que me sirve principalmente para ordenar esta cabeza tan desbaratada que tengo. Y por lo visto también os gusta más o menos a vosotros que fielmente me leéis, pues me habéis otorgado tres premios, tres reconocimientos que agradezco sinceramente. De lo que más contento estoy es de que estoy convencido de que esto no es ninguna pérdida de tiempo y que de verdad sirve para algo.
Os dejo con la primera entrada que escribí en mi primer blog. En aquel momento mi idea era la de hacerme pasar por un muerto y escribir lo que veía desde mi tumba. En fin, no era más que una idea y una manera diferente de encarar los asuntos. Por cierto, la forma de morirme la describo tal como la soñé un día, menudo susto me llevé.
“Pues sí, qué quieres que te diga, un día te mueres y ya está. Hay que joderse.
Yo estaba de putamadre. Creo que lo tenía todo, incluso era casi feliz. Tenía sobre todo salud, o eso creía yo, por lo menos no me dolía nada, pero mira, la muerte es así de perra. Llega sin avisar. Y sin que te la esperes.
Ese día o mejor dicho esa noche, me acosté temprano pues al día siguiente tenía que madrugar mucho para ir a trabajar. Recuerdo que me dormí enseguida e incluso creo recordar que llegué a soñar algo agradable. Cuando no sé cómo ni por qué, noté que se me paró la respiración y empecé a ahogarme, quería respirar pero no podía, de repente también noté que el corazón se había parado, intenté gritar pero las palabras no llegaban a mi boca, el aire que se había quedado en mis pulmones en mi última inspiración no había forma de expulsarlo. Yo era consciente de todo esto, incluso sé que estaba empalmado, mi cerebro todavía funcionaba. Algo raro estaba pasando, pero no entendía bien qué cojones era. Hice un nuevo esfuerzo para gritar, pero nada, era imposible, y de repente me di cuenta: estaba muerto. Pronto mi cerebro dejaría también de funcionar. Bueno ahora sólo me queda dar mi último pensamiento a alguien, pero a quién: a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos, a la paella del último domingo... De pronto, mientras decido para quién quiero que sea mi último pensamiento veo un gran círculo de luz blanca que casi me ciega; me quedo estupefacto mirando la luz que se acerca a toda velocidad hacia mí, y a medida que se va acercando se va haciendo cada vez más pequeña más pequeña, hasta que se mete dentro de mí y ....


Y después, movimientos bruscos en mi cuerpo, gritos, llantos, rezos, el ataúd, el entierro, la fría tumba, y el silencio...

Pero cuando te mueres no se acaba todo, qué va. Si morirse es un chollo y con un poco de suerte se puede llegar hasta aquí. Yo lo he conseguido. Ya les iré contando historias desde mi cementerio. Esto no ha hecho más que empezar.

De esto hace ya muchos años, tantos que ya no me acuerdo de cuando me morí. Por cierto, ¿este mundo está loco o es que yo no lo entiendo? Porque de lo que he visto y oído desde que he salido de la tumba, te dan ganas de volver a ella y no salir más.”

3/10/07

NADADORES EN EL DESIERTO


TÍTULO ORIGINAL: SCHIWIMMER IN DER WÜSTE

AUTOR: LADISLAUS E. ALMÁSY

EDITORIAL: PENÍNSULA

Nº DE PÁGINAS: 289

GÉNERO: VIAJES

ARGUMENTO: El libro cuenta una serie de viajes de exploración hechos por Almásy por el desierto de Libia y Egipto durante los años 20 y 30 del siglo pasado. Al final también cuenta una misión de espionaje que realizó por el desierto durante la Segunda Guerra Mundial.
La expedición que dio una fama mundial al autor fue aquella en la que descubrió el mítico oasis de Zarzura que ya mencionaba Heródoto en la antigüedad.

OPINIÓN PERSONAL: Este libro es diferente a los libros de viajes que se escriben ahora, porque hoy los libros de viajes nos cuentan lo que ven y les sucede a sus autores en lugares ya conocidos. En cambio Almásy viaja a veces por lugares que jamás ha pisado el hombre y que gracias a él y a sus acompañantes se han ido rellenando las últimas manchas blancas de los mapas del desierto del Sáhara. Las aventuras que les suceden son espectaculares, estando en ocasiones al borde de la muerte por sed. Un libro muy bonito para los amantes de la aventura.

30/9/07

PEROGRULLADAS

Si Zapatero es el presidente del gobierno, es porque su partido ganó las pasadas elecciones generales.
Si Bush dice que está ganando la guerra de Irak, es porque es un imbécil.
Si puedes leer esto en tu ordenador es porque vives en un país libre.
Si en la China dijese que el Partido Comunista Chino ostenta el poder absoluto porque encarcela a la oposición, estaría en la cárcel.
Si vivieras en la China, no podrías leer esto.
Si en la región sudanesa de Darfur la gente se muere de hambre, es porque a los occidentales nos da igual.
Si mañana me muero, ayer fue mi antepenúltimo día de vida.
Si en las calles de nuestra ciudad vemos pobres pidiendo, es porque… ¿ah, que en nuestras calles hay pobres? no lo sabía, yo siempre voy mirando los escaparates.
Si en las calles de nuestra ciudad pisamos una mierda de perro, es porque siempre vamos mirando los escaparates.
Si alguien está seguro de que descendemos de Adán y de Eva, es porque es un cerril.
Si el rey de España está en su puesto porque lo puso Franco, es un anacronismo.
Si la ministra de educación piensa que pasar de curso con cuatro asignaturas suspendidas va a ser bueno para nuestros estudiantes, es porque la ministra es una ignorante.
Si mañana me muero, hoy es mi penúltimo día de vida.
Si Irán quiere construir una bomba atómica, es porque tiene derecho y dinero para hacerla.
Si EEUU tiene bombas atómicas, es porque tiene derecho y dinero para hacerlas.
Si Israel tiene bombas atómicas, es porque tiene derecho y porque se les ha pagado EEUU.
Si Chaves cierra medios de comunicación en Venezuela, es porque es un dictador.
Si África está tan atrasada, es porque a los países occidentales nos interesa.
Si la gente huye de una África atrasada y sin futuro, es porque los países occidentales se lo hemos robado.
Si se me están ocurriendo estas cosas en la cama, es porque no puedo dormir y ya son las tres menos cuarto, joder.
Si mañana me muero, es porque siempre existirá un mañana.

25/9/07

RAMBER

Ramber es boliviano y es mi amigo. Llegó como todos los bolivianos que han venido últimamente a trabajar a España: en avión, con una pequeña maleta, no olvidemos que el permiso de entrada es para turista, con 500 € (los ahorros de casi todo un año trabajando duramente) tirados a la basura (que muy desfachatadamente recogen las compañías aéreas porque el billete es de ida y vuelta y saben que no van a volver con ese billete) y con un montón de ilusiones que se trastornan amargas para la mayoría cuando descubren que el Potosí que ellos tenían allí no se encuentra ahora aquí.
Él cuando llegó ya tenía el trabajo asegurado junto a dos de sus hermanos que ya estaban trabajando aquí. Por desgracia, no voy a decir por culpa mía, no entró en la regularización masiva de extranjeros que hizo el partido socialista, creo que fue en el 2005, en cambio sus hermanos sí consiguieron regularizar su situación porque les recomendé que se empadronaran en la ciudad donde vivían, en cambio no se me ocurrió decírselo al bueno de Ramber y aún hoy es un “ilegal” sin papeles. ¡Cuántas veces he lamentado ese olvido!
Ramber es pequeño pero fuerte, sus espaldas son desmesuradamente anchas, quizá para poder cargar con tanta desgracia y desdicha, miseria e injusticia. Sus brazos son robustos y sus piernas potentes. Su cabeza está achatada por los polos, y a una legua se nota que es indio, descendiente de los Incas. Sus ojos almendrados son oscuros y apagados; sus cabellos son lacios, negros y brillantes como la obsidiana y en tan gran número que crees que será imposible meter allí la púas de un peine; y su boca es la más rara que jamás haya visto, sus labios son grandes y carnosos, y cuando sonríe, dejan ver unos dientes blancos, pero los dientes superiores están desgastados de derecha a izquierda y de más a menos, como si comiera como un camello que moviera siempre la mandíbula inferior en la misma dirección desgastando siempre los mismos dientes, porque si no, no me imagino cómo ha conseguido tener esos dientes que parecen un xilófono.
Ramber es buena gente, tiene tres hijos, a uno aún no lo conoce porque cuando vino, su mujer estaba embarazada, y de eso hace ya cuatro o cinco años. Recuerdo cuando le llegó la primera fotografía, cuando me vio se vino corriendo a enseñármela: “mira este es mi Elvis, se parece mucho a su madre” El tío era el más feliz del mundo enseñándome aquella fotografía de mala calidad. Ramber es incapaz de hacer daño a nadie, es muy tímido y eso le hace muy vulnerable a abusos, y más en un país extranjero. Por eso yo siempre le he protegido lo que he podido y le he asesorado lo mejor posible. Antes siempre estábamos haciendo planes para que se viniera a trabajar conmigo, pero las circunstancias no fueron favorables, y cuando fantaseábamos Dios estaba de culo y no nos oía porque nada de aquello consiguió fraguar. Dos veces me llamó pidiéndome trabajo y dos veces le tuve que decir, con todo el dolor de mi corazón, que era imposible pues no dependía de mí, y dos noches más sin poder dormir. La última vez que hablé con él, le llamé para darle un pequeño trabajo y cuánta fue mi alegría cuando me dijo que estaba trabajando en una empresa de mantenimiento de jardines, que le trataban bien y que estaba contento. Yo también.
Ramber es mi amigo, y él sabe que yo soy su amigo. Sin estridencias, sin alharacas, sin bombo ni platillo. Nos hemos relacionado relativamente poco, y hará más de un año que no nos vemos, pero somos amigos, porque sí, porque nos queremos y porque nos da la real gana.

23/9/07

BLOG SOLIDARIO


Cuando llegué de vacaciones el bueno de Blue Devil’s desde 12 compases tuvo la amabilidad de darme un premio, totalmente desmerecido por mi parte, teniendo en cuenta el listón tan alto que ponen algunos en sus blogs. De todas formas agradezco de corazón que haya alguien a quien de verdad le guste lo que escribo, y le guste tanto como para premiarlo. También yo tengo mis blogs preferidos, aunque sería un tanto injusto premiar a algunos y a otros no, porque en el fondo todos tienen algo lo suficientemente interesante para provocar que me pase por su casa cuando pueda. Los blogs que tengo enlazados en mi bitácora no lo están porque sí; antes de aparecer en la lista han pasado una especie de cuarentena. Cuando visito un blog que me interesa lo pongo en una carpeta de “blogs provisionales” y de vez en cuando voy echándoles una ojeada, y si al cabo de una serie de visitas consiguen engancharme, entonces los enlazo en el mío. Por eso digo que todos los que estáis en mi lista sois merecedores de este premio, que me gustaría a mí saber por qué se llama solidario, quizá sea porque nos solidarizamos unos con otros cuando nos contamos las penas y glorias.
En fin las reglas son las reglas y dicen así:

•Escribir un post mostrando el PREMIO, citar el nombre del blog que te lo regala, y enlazarlo al post que te nombra (de esta manera se podrá seguir la cadena).
•Elegir un mínimo de 7 blogs que creas que se han destacado alguna vez por ayudar, apoyar, y compartir. Poner sus nombres y los enlaces a ellos. (Avisarles).
•Opcional. Exhibir el PREMIO con orgullo en tu blog, haciendo enlace al post que escribes sobre él y lo otorgas a otros.

Y los blogs que premio son:

-El glob de Manuel. Lo premio por envidia, ya me gustaría a mí escribir la mitad de bien que lo hace él.
-Vamosdeculo. Por desgracia se prodiga poco, pero hace unas críticas que coinciden mucho con mi manera de pensar.
-Kabila. Un referente diario. Fusta y látigo de las injusticias que se producen en esta mierda de mundo que nos ha tocado vivir.
-Colores. Otro con un punto de mira finísimo que pone los puntos sobre las i sin cortarse un pelo (y eso que es calvo).
-La tierra tiene fiebre. Desde su blog Esther hace una labor muy importante a favor de la defensa del medio ambiente. Ha conseguido reunir 100 blogs que tienen como objetivo la mejora del entorno en el que vivimos.
-e-catarsis. Por ella siento una debilidad especial. Me encontró ella a mí primero y fue la que con sus enlaces, con muy buen criterio, me ha llevado a muchos de vosotros. Su manera de escribir es muy singular, con muchos puntos suspensivos y espacios en blanco enormes que saltan entre sus párrafos.
-Y el último lo reparto a partes iguales entre todos vosotros fieles seguidores de este vuestro blog, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

Me ha costado mucho más de lo que pensaba, pero ya está. Ala, a disfrutarlo.

21/9/07

LO QUE ME CONTÓ LA LIBRERA

Como contaba el otro día, fui a la librería para comprar un “diccionari de valencià”. Sobre la estantería había dos o tres ejemplares de diferentes editoriales; yo llevaba apuntadas en un papel una serie de palabras “raras” para ver si venían en algún diccionario porque buscaba uno que fuera muy bueno y no uno de esos básicos. El mejor de todos, o sea, el que contenía las definiciones de todas las palabras que busqué tenía la parte inferior de las hojas algo manchadas y medio apegadas, “joder, espero que tenga un ejemplar mejor” me dije. Cogí el diccionario y me fui al mostrador y le digo a Pepa, la librera, “mira Pepa, quería coger este diccionario, pero parece que se ha mojado por la parte de abajo”, ella lo coge, lo abre, lo mira y dice: “ya me lo han cambiado”, “no jodas” le digo, “mira, dice, si tú supieras, hay gente que viene a devolverme libros subrayados, sobre todo los que estudian oposiciones, ahora por sistema no cojo nunca un libro de oposiciones, esos aquí ya no se pueden devolver; una vez un tío en verano vino a devolverme un libro que le habían regalado en Navidad, hombre cinco o seis días para devolver un libro está bien, pero más de medio año…; y el otro día entra un chico cantando y haciendo monerías, bueno, yo de vez en cuando iba echándole miraditas porque había algo en él que no me cuadraba, cuando me descuido lo veo ya fuera de la librería por la ventana del escaparate cargado de libros, ¡María que nos roban! le grito a la chica que corra detrás de él porque yo no puedo, menos mal que lo pudo coger, claro llevaba siete u ocho libros y no podía correr el jodío, pues ni más ni menos que valían más de 100 €, y el tío lo tenía todo bien estudiado porque los libros estaban en diferentes mesas, poco a poco los fue cogiendo y cuando me descuidé se largó, y aún hubo un hombre que me dijo, vaya es una alegría que todavía se roben libros, y yo le contesté, no si me los roban a mí. Así es que fíjate como está el panorama.”
Ver para creer. Lo que yo no le dije es que cuando veo un libro que me interesa mucho, por regla general libros de poca demanda de los que sólo llegan un ejemplar o dos a la librería, si en esos momentos no los puedo comprar, los escondo en las estanterías hasta que pueda pasar a por ellos otro día. Menos mal que sí tenía un ejemplar nuevo del “diccionari de valencià” para mí.

18/9/07

EL TIO JUANITO

Esta mañana he conocido a un tipo con una historia, digamos, singular. El hombre, sin más se ha acercado a mi compañero y ha empezado a hablar con él y sin ningún porqué le ha empezado a contar su vida, yo al oír las cosas que decía no he podido resistirme y me he metido en la conversación haciendo preguntas.
El hombre tiene setenta años, no muy bien llevados por cierto, aparenta unos cuantos más, es pequeño y se nota que su rostro no fue muy agraciado en su juventud, es bajito y algo calvo; sus ojos son pequeños, diminutos vistos desde detrás de las gafas y que muestran indiferencia.
El sujeto en cuestión es viudo desde hace siete meses, y desde hace cinco y medio vive con una mujer boliviana separada, 18 años más joven que él. Cobra una pensión de 1200 € y se va a vivir a Bolivia donde espera casarse con su novia. ¿Qué dicen sus hijos?, le pregunto. Su hijo dice que no se lo cree, y su hija se pasa el día llorando, no me extraña. ¿No le parece un poco pronto para juntarse con otra mujer? digo; a mí qué, si a mi mujer la conocí después de dejar a otra novia que tenía en su casa. Nunca he conocido a una persona que desprecie más al género humano, en un momento de la conversación dijo que si él se encontrara a una persona echada en la cuneta de una carretera, pasaría de largo como si fuera un perro; y cuando le dije que si se va no podrá llevar flores a la tumba de su mujer, dijo que lo que se tengan que gastar en flores, que se lo gasten en chuletas de cordero.
Vive en un pueblo pequeño, y claro, en estos lugares ya se sabe, el escándalo es monumental. Una viuda le dijo que es un sinvergüenza, y otra que cómo es que se va con una extranjera, si se lo hubiese dicho a ella, se podrían haber juntado los dos, vivir para ver.
También le dije si no había pensado que quizá la boliviana se quería casar con él por el dinero; pues claro que lo sabe, además si no se casara con ella, lo haría con cualquiera con tal de que no se perdiera la pensión. Espero que este ejemplo no cunda mucho, porque sino nos hunde el sistema de pensiones ya precario de por sí.
Cuando se fue se me quedó un regusto amargo, me supo mal por sus hijos, sobre todo por la pobre hija, con el cuerpo aún caliente de su madre. Y yo qué quieres que haga, dice con voz adusta, áspera y autoritaria, como si fuera dios y no le hubiese pasado por los huevos evitarlo. Un dios fantasma, estúpido e imbécil.

13/9/07

EN LA LIBRERIA


El otro día fui a mi librería habitual con el motivo de comprar un “diccionari de valencià”, pero claro, ese era sólo el motivo oficial, “suboficialmente” no iba a irme de allí sin siquiera dar un repaso a todas las estanterías que habitualmente contienen los libros que suelo comprar.
Me gusta explayarme tranquilamente en las librerías, siempre procuro acudir con mucho tiempo por delante, sin prisas ni agobios (una vez cerraron la librería y yo me quedé dentro, sólo cuando oyeron un ruido en un rincón de la librería se dieron cuenta de mi existencia y amablemente me invitaron a salir a la calle con un “feliz navidad”, era Noche Buena). Nada más entrar apago el móvil, no sea que alguien, fuera quien fuera sería tachado automáticamente de indeseable, viniera a perturbar mi singular éxtasis. Tras cruzar el umbral comienzo el recorrido por la derecha: primero las novedades en valenciano y catalán, sigo con las de castellano, libros de bolsillo, para luego pasar a las secciones de libros especializados, y termino la travesía en la sección de libros de viajes.
Durante el camino tengo el oído desplegado como un radar y procuro enterarme de todo lo que se habla de libros dentro del templo, sobre todo lo que dice Pepa, la dueña de la librería, que con su simpatía y su sapiencia orienta lo mejor que sabe a todo aquél que le pide consejo sobre tal o cual tema o sobre algún escritor (el otro día le hablaba muy muy bien a una mujer sobre Vila Matas, habrá que probarlo), y si algún libro no lo tiene, lo buscará hasta el último lugar donde pueda encontrarse. También me gusta mucho observar a la gente que entra en la librería: los hay que van directamente al mostrador, sacan un papelito y le piden a la librera si tiene el libro cuyo título llevan apuntado, y una vez adquirido el libro o hecha la consulta sin éxito, salen escopetados como alma que lleva el diablo sin mirar a derecha e izquierda, no sea que se caiga algún libro de alguna estantería o salte directamente de la mesa y lo coja del cuello y le diga “¡léeme!”; también están los que entran y van directamente a las mesas expositoras donde se encuentran los best-sellers y libros más vendidos, y como si allí comenzara y terminara la librería, no dan un paso de más y salen a la calle; hay gente que no toca un libro, como si mordieran; otros en cambio se sientan en cualquier esquinita o se apoyan en un pilar y se leen medio libro, a veces pienso que en dos o tres sesiones más como esa, se lo leen todo; también está el lector empedernido al que ves con un brillo especial en los ojos y con la saliva goteándole por el canino superior llevando libros sin parar al mostrador donde, en su rinconcito particular, poco a poco va levantando su torreón de felicidad, y que tras hacer un desembolso considerable, sale ya con un libro abierto en una mano, mientras con la otra sujeta fuertemente la bolsa llena de libros; a veces se ven grupos de adolescentes que pululan entre las estanterías con conocimiento de causa, ¿pero no dicen que no tienen ni puta idea y que no leen?, afortunadamente no son todos y es un gran placer oírlos hablar de tal o cual libro, o de tal o cual autor; los que no tienen desperdicio son la gente mayor, y mucho mejor si necesitan gafas para leer, es toda una experiencia verlos coger un libro, con suavidad, casi con mimo, a continuación le pasan una mano sobre la cubierta, pero no es para quitarle el polvo, porque saben que el libro está limpio, sino para acariciarlo, para comprobar si, tan sólo con tenerlo en las manos, les transmite alguna vibración positiva, enseguida viene el baile de las gafas, primero búsqueda en el bolsillo interno de la chaqueta o en el bolso, se las saca de la funda y se las eleva por encima de la cabeza en dirección a alguna luz para comprobar que estén limpias, y entonces, con suavidad, se las colocan sobre la nariz y con suma delicadeza abren el libro y leen algún párrafo o la contraportada, en ese momento pienso en la cantidad de libros que habrán leído en toda su vida y me entra una envidia sana, lo que daría en esos momentos por que me invitaran a visitar sus bibliotecas; a veces, gratamente, ves a gente que conoces y que desconocías su afición por los libros, también notas en ellos cuando te saludan su alegría de verte en un lugar tan inhóspito para la mayoría del rebaño… En fin, es muy variado el tipo de personas que esporádica o habitualmente se dejan caer por una librería.
Pero no es todo esto lo que yo quería contarles, porque yo quería contarles lo que pasó cuando fui a comprar el “diccionari”, pero como me he extendido demasiado, lo guardo para otro día. Casi mejor, porque así tengo para otra entrada, pues al fin y al cabo, hablar de libros es lo que más me gusta.

9/9/07

TOC, TOC, TOC ¿HAY ALGUIEN AHÍ?


Je, je. Menudas vacaciones que se ha arreado el jeta este. ¡Desde el 17 de agosto ni más ni menos! Ojalá hubiesen durado hasta hoy, pero nada de eso: el día tres al curro (ya era hora, coño) como dios manda. Sólo espero que no se haya perdido toda la parroquia que poco a poco he conseguido hacer. Desde este púlpito muchas gracias a todos los que os habéis acercado de vez en cuando a ver si ya me había dejado de gandulerías y volvía al tajo. La tardanza se ha debido a dos cuestiones, una de “hardware” y otra de “software”. La de “hardware” se ha debido a que cuando nada más llegué el domingo a casa y enchufé el ordenador, el señor Windows dijo que él aún continuaba de vacaciones y que si quería que volviera me debía rascar la “butxaca” (y hostia si me la he rascado, menuda racha. Unos días antes de las vacaciones se escoñó la cadena de música, bueno, ya la arreglaré; dos días antes de irme se rompe el aspirador, uno nuevo 69 €; llevo el ordenador a arreglar y de paso, como la impresora imprime fatal la llevo porque seguramente le hará falta una buena limpieza: el ordenador tenía rota la tarjeta gráfica: 33€, la impresora: siniestro total, no tiene arreglo, 100 €. Menos mal que en las vacaciones no he gastado mucho dinero, porque si no…); y de “software” también ando mal porque no tengo yo la mente muy clara para escribir. Os prometo que me he pasado la semana pensando cómo introducir la nueva temporada y nada. Improviso ahora y punto.
Además menuda sorpresa me he llevado:
-Blue Devils: Gracias (cabrón) por haberme incluido en tus premios solidarios. No lo merezco.
-Patri: Gracias también por darme tú también un premio.
Snif, snif, me habéis emocionado, de veras. Sólo espero poder estar a la altura, aunque tengo muchas dudas, no sé, pero me encuentro vacío de ideas, ¿será la edad? ¿será el Papa? ¿será Zapatero? ¿será Rajoy? ¿serán las berenjenas? ¿o será el “fill de puta” del alcalde de mi pueblo?
No sé, no sé, ya se verá.

15/8/07

CERRADO POR VACACIONES

Llegan las vacaciones del trabajo (ya era hora, coño) y es hora de descansar. También del blog. Con el tiempo se me han ido agotando las ideas y es el momento de recargar las pilas para la temporada que viene.
A quien esté de vacaciones, que lo pase bien. Al que no, que lo intente llevar lo mejor posible.
Nos leemos en septiembre.

10/8/07

¿SOMOS LIBRES?



Nunca he estado de acuerdo con la frase: TU LIBERTAD TERMINA DONDE EMPIEZA LA MIA.
Si hablamos de una libertad verdadera, ésta no debe tener principio ni fin. Si tuviera un principio éste sería el nacimiento del individuo y si tuviera un fin, sería su muerte. Por tanto la libertad es inherente al individuo, forma parte de él como la misma vida.
Entonces ¿qué delimitaría tu libertad y la mía, qué barrera existiría que no se pudiera traspasar? En un principio no debería existir ninguna, porque cualquier obstáculo que se interpusiera restringiría la libertad individual, pero el hacer “lo que a uno le dé la real gana” tampoco es la máxima expresión de la libertad. Por tanto deben existir una serie de normas que más que limitar la libertad, deben dirigirla hacia sí misma, hacia el centro del individuo, y estas normas vienen dictadas por la moral y la ética. El respeto hacia los demás es básico para una buena convivencia. Todo acto hacia otro individuo que suponga una restricción de su libertad se convierte en un delito, porque socava el principio básico de convivencia entre los individuos que es el de respeto absoluto a la libertad individual.
Vamos a considerar a la moral y a la ética como las únicas directrices de la libertad, pero, ¿estas normas morales y éticas son iguales en todo el mundo? Por ejemplo en la civilización occidental es moralmente aceptado que todos los hombres y las mujeres tengan los mismos derechos y obligaciones, en cambio en las sociedades islámicas los derechos de los hombres son distintos a los de las mujeres; si en estas sociedades esta distinción es moralmente aceptada ¿los hombres y las mujeres son igualmente libres? También en otras sociedades los derechos colectivos están por encima de los individuales ¿ven estos individuos restringida o sacrificada su libertad en favor de la colectividad?
El objetivo de cualquier gobierno actual, sea de la ideología o de la religión que sea y se encuentre en el país que quiera, es el de hacer creer al individuo que es libre. Pero debemos ser lo suficientemente inteligentes para darnos cuenta de que eso no es así. Debemos luchar con todas las armas que nos proporciona la misma libertad para lograr conseguir que ésta sea completa.

1/8/07

UNA DE MIERDA (CON PERDÓN)

Ya hace muchos días que no escribo nada, y no es porque no tenga ganas de escribir, sino porque no se me ocurre nada. Supongo que será por la calor que me seca las ideas o yo que sé. La verdad es que incluso se me había pasado por la seca cabeza la idea de mandarlo todo a tomar por saco porque muchas de las cosas que estoy publicando estos días las tengo escritas desde hace un tiempo, cuando me funcionaba mejor el cerebelo. Pero mira tú por dónde, esta mañana se me han ocurrido dos entraditas que podrían tener el mismo título y sin embargo no tienen nada que ver: una se me ha ocurrido al escuchar la COPE (y que Rafa Almazán me perdone), menudo locutor el que sustituye a Fedeguico, este casi es peor; y la otra, de la que voy a hablar aquí, me ha llegado un poco más tarde a la cabeza. En este punto tengo que advertir que la cosa va de guarrerías, así es que si usted, querido lector es un poco aprensivo o asquerosillo, mejor vuelva en otra ocasión.
Pues bien, la inspiración (literalmente) me ha venido cuando el tío Pepe “Cuquello” estaba removiendo un poco de tierra para enterrar una manguera para regar el jardín. Entonces mientras hacía el acto de inspirar aire han llegado a mi pituitaria una serie de partículas que le eran familiares a mi cerebro pero que no acababa de identificar. Y es que como es sabido, los olores son los primeros evocadores de situaciones pasadas a las que asociamos con ese olor. Identificar el olor y la niñez, claro, ha sido todo uno. Y cuál era el olor. Bueno pues no era ni más ni menos que, cómo diría yo, obra de cuerpo antigua o, mierda seca, vamos. Por lo visto, alguien quiso hacerle un regalito al algarrobo y le dejó algo que a él le sobraba y que al árbol le vendría muy bien para su desarrollo. Y lo que pasa en estos casos, que la naturaleza tiene su lógica, y aquel paquete formado por un 80% de agua y con los calores del verano, pronto se quedó reducido a un simple terrón de tierra negra, pero que guarda un arma secreta, su penetrante olor, que permanece agazapado como la perdiz, pero que si se la toca, ¡ah amigo! Y eso es lo que hoy a ocurrido, que se le ha molestado en su letargo desintegrador y ha provocado que me levantara, aspirara profundamente, cerrara los ojos y me fuese directamente unos casi treinta años atrás, justamente al lado de la portería sur del campo de fútbol de mi pueblo:
Éramos cinco o seis recostados en la pared de la caseta medio derruida de lo que pretendió ser unos vestuarios para los que jugaban al fútbol, mirando como en la otra portería había otros niños jugando a la pelota y pasándoselo bien mientras nosotros nos aburríamos como ostras, pensando qué podríamos hacer que no fuera jugar al fútbol, que hace calor y cansa mucho, cuando me vino a la pituitaria el mismo olor que hoy:
-Joder, vaya olor a mierda que hace –dije.
-Sí, ahí dentro hay una mierda de caballo –contesta uno.
Me levanto y veo una obra de cuerpo impresionante, ¿era posible que un niño hiciera aquello?, porque por allí sólo íbamos niños, eso sólo se podía haber hecho después de pasarse cuatro o cinco días sin haber soltado ni una burbuja de aire, nada, todo guardadito para sacarlo de una sola vez. Y allí la teníamos, como un presente que alguien generoso había depositado para sacarnos de nuestro estado de abatimiento.
-Eh, mirad qué maravilla.
Entraron todos.
-Joder, pesará un kilo.
-Esa es de ayer, ya está seca por encima.
-No, tendrá dos días.
-No, es de ayer, ahora verás como la capa de encima es pequeña –coge un palo y se lo inca levándolo a los ojos de los demás –ves que tierna está por dentro.
-Es verdad –asentimos.
-¿Queréis que la plastifiquemos? –digo.
-¿…?
- Sí hombre, prendemos un saco de plástico y le echamos las gotas que se producen cuando se derrite sobre la mierda y cuando se enfríe se queda plastificada y la podemos guardar mucho tiempo.
-Bien, pero será mejor sacarla fuera antes.
Dicho y hecho, mientras unos buscan unos sacos de plástico los otros le metemos con cuidado una maderita por debajo y la sacamos entera al campo de fútbol, al lado de la portería sur. Cuando llegan los de los sacos, nos repartimos uno cada uno y les prendemos fuego; entonces nos ponemos todos alrededor del trofeo y empezamos a dejarle caer encima las gotas ardientes de plástico derretido. Entre que la habíamos removido un poco y el calor de las gotas de plástico que la estaban asando, se elevaba un olor, como diría yo, NAUSEABUNDO, pero nada, allí estábamos aguantando hasta que se consumieron los plásticos. La verdad es que quedó muy bonita, estoy seguro que si eso lo hace una artista de renombre, le pagan una pasta y lo consideran una obra de arte: “Mierda de Tal plastificada a los cuatro puntos cardinales”, no te jode.
-Y ahora qué.
Bueno, por esta zona, yo no sé por qué, siempre hay quien lleva un petardo en el bolsillo.
-Y si…
-Pues claro, ya tardas.
El tío le clava el petardo y le prende fuego. Pero los niños son así, sino, no serían niños. ¿Y qué hacen los niños? Pues comprobar que todo sale bien. Lo normal en adultos hubiese sido que, uno, el más atrevido, o el más rápido le hubiese prendido fuego al petardo, mientras los otros a una distancia prudencial hubieran estado atentos a las operaciones del valiente pirotécnico para terminar en una risa y aplauso general. Pero la lógica de los niños es distinta, el niño actúa como el buen reportero, tiene que estar allí dónde se produce la noticia, no vale que te la cuenten; o sea, que si uno se agacha a prender fuego a la mecha del petardo, los demás se agachan a su alrededor para comprobar que efectivamente lo está haciendo bien, porque puede pasar que no lo haga bien, y siempre hay uno que tiene que decir que levante la mecha, otro que la sujete con el dedo, otro que clave un poco más el cohete, otro comprobar que huele bien… Pero eso no es todo, porque una vez ha prendido la mecha, hay que comprobar que no se va a apagar, y entonces, como una corriente telepática, les llega la orden a todos los pequeños cerebros que el proceso de ignición está iniciado correctamente y que la cuenta atrás está a punto de concluir, lo que significa que el momento de la detonación está muy cerca. Entonces las piernas de todos se disparan como unos muelles hacia arriba para salir como alma que lleva el diabooooooommmmmmm.

Demasiado tarde, o demasiado pronto. Demasiado tarde hemos salido de allí y demasiado pronto ha explotado el petardo. Afortunadamente, como éramos muchos, salimos a menos cada uno. El que más suerte tuvo fue el que se levantó primero, el traidor, y le llegó todo por la espalda, pero a los demás, desde la cara hasta los pies, ¡llenos de mierda recalentada! Primera reacción: intentar quitárnosla de encima; craso error, porque lo único que conseguíamos era extenderla más por la cara, los brazos, las piernas, la ropa… Del otro lado del campo de fútbol oímos a los otros niños quejarse del olor a mierda que hacía. El olor llegó incluso al pueblo que se encuentra a unos doscientos metros. Pero allí llegó poco. Poco porque el mucho lo teníamos nosotros encima. Qué remedio, nos fuimos corriendo y maldiciendo a un pequeño arroyo que pasa cerca y nos limpiamos como pudimos. No recuero qué me diría mi madre cuando llegué a casa, tampoco importa. Lo que sí que me gustaría saber es quien fue el valiente que hizo aquella Obra Monumental, me hubiese gustado darle la enhorabuena.

28/7/07

UNA BUENA SEPARACIÓN

Un matrimonio que conocía se separó, cosa nada extraña en estos tiempos. Ella tenía mucho dinero pues sus padres tenían una gran empresa, en cambio él no tenía tanto dinero y al casarse pasó a trabajar en la empresa de la mujer. Tuvieron una hija que al separarse se fue a vivir con la mujer. Con el tiempo la empresa de la mujer se fue a pique y tuvo que cerrar. Fue por entonces cuando se separaron.
El hombre al separarse montó una nueva empresa en el mismo sector en el que trabajaba y le va muy bien. El tío se ha liado con una lituana que tiene veinte años menos que él y una niña pequeña. La exmujer se ha liado con otro hombre también extranjero y lo más curioso, su hija, la que tuvo con su marido antes de separarse, se ha liado con el hijo del novio que su madre tiene ahora. Y lo mejor de todo es que los dos ex están de puta madre. Al cumpleaños de la niña de la lituana acudieron todos como si fueran una única familia, sin rencores ni odios.
Después de escuchar que tanta gente que se separa están “mátame que te mataré”, que después de tantos años de convivencia se odian a muerte, y que utilizan a los inocentes hijos para hacerse todo el daño que pueden, el oír una historia así, te hace pensar que no todo está tan mal.

23/7/07

NOCHES DE PERROS


Este fin de semana lo he pasado en una casa rural de un pueblecito de la montaña de Castellón cerca del Monte Peñagolosa. El lugar es encantador, un pueblo situado en la cima de una montaña que ha ido creciendo hacia abajo, con empinadas cuestas y escaleras que suben y bajan para hacer al andante más corto el camino. Gracias a las subvenciones, las viviendas, sobre todo las fachadas, se están rehabilitando quitando los estucos, que una modernidad mal entendida, cubrió la piedra viva que forma las paredes. Además la casa rural en la que nos alojamos era una maravilla; en su tiempo fue una vieja almazara y ahora, tras una rehabilitación con gusto y personalidad, es una vivienda cómoda y muy agradable. Y su dueña, Pepa, tiene unas manos para la cocina que ni el Arguiñano y nos ha cuidado como si fuéramos sus hijos.
Pero llegó la noche. Después de una cena impresionante, salimos a dar una vuelta para que bajara la cocina y hablar con la gente mayor del pueblo, lo que más me gusta, y después a dormir, o ese era el plan previsto. Nos acostamos y a dormir, pero al cabo de un rato empezó un perrito a ladrar. Hostias con el perrito, no se callará. Che, dicho y hecho, el perrito se calla, pero entonces empieza otro, el Gran Capitán lo bauticé. Debería ser un perro grande como un caballo porque se oía como si lo tuviera al lado, pero se notaba que estaba bastante lejos. Ah amigo, eso fue la orden para que empezarán todos los demás perros el concierto más impresionante que jamás haya oído en mi vida. Coño si había perros allí, era algo inenarrable. Entonces me di cuenta de algunas preguntas que no me había parado nunca a responder ¿Usted sabe a dónde van a parar todos los perros que se abandonan por las carreteras? Y esos perros que dicen las protectoras de animales que se sacrifican por no poderlos atender ¿sabe lo que pasa con ellos? NO, pues yo sí lo sé. Van todos a parar a este pueblo. Allí hay miles, millones de perros que se esconden por el día, pues no vi ninguno, pero salen por la noche de sus guaridas y cuevas y se ponen todos juntos a ladrar, y ala, allá van. Y no se cansan los cabrones. Y a media noche cuando ya estás hasta los huevos, empiezan a aullar como si lloraran la pérdida de algún peregrino que se acaba de suicidar harto de no poder pegar ojo en toda la puta noche. Y como por arte de magia, cuando sale el sol, el Gran Capitán da la orden y se callan todos los hijoputas y desaparecen de la faz de la tierra.
Bueno, espero que el día sea mejor, como lo fue, hasta la noche siguiente. Otra buena cena, paseíto, charleta con las abuelas y a dormir. Cuando no hago más que pegar los ojos, se lo juro por mis muertos más tiernos, creí que me iba a dar un síncope cuando oí al dúo Pimpinela cantando a toda hostia rompiendo el breve silencio de la noche ¡Vete! Olvida que existo… Cagondiós, qué coño es esto. ¡Una verbena!, y lo más extraño es que recorrimos todo el pueblo y no vimos ningún escenario ni nadie nos dijo que hubiera una verbena, pues la fiestas no empiezan hasta el día 3 ¡Y pega la vuelta! Jamás te pude comprender… Y luego el Opá, y ¿Mami que será lo que tiene el negro?... ¿no lo sabe? El negro tiene un perro como un avión, porque al acabar la verbena el Gran Capitán dio la orden y todos los perros del mundo empezaron de nuevo a darme por el culo otra puta noche.
Y lo peor de todo no es esto, no, lo peor es que la parienta al levantarse me dijo que ya hacía mucho tiempo que no dormía tan a gusto como estas dos noches. Se lo juro, snif, bua. ¿Qué se puede hacer en casos como éste? ¿Es esto un motivo de divorcio?

19/7/07

OPINIONES

En un sistema democrático está extendida la idea de que todas las opiniones son respetables. La libertad de expresión que ampara toda constitución democrática no otorga a quién la ejerce el derecho a opinar y a decir lo que le venga en gana. Evidentemente no se puede insultar, ni denigrar, ni injuriar a una persona. Pero y opinar ¿Se puede opinar de cualquier cosa libremente sin más? ¿Tenemos que respetar por cojones todas las opiniones, nos gusten o no?
Yo opino que no, por muy respetable que sea el derecho a opinar no puedo respetar cierto tipo de opiniones. Por ejemplo no respeto que se me diga que todo fin justifica los medios, por tanto que el terrorismo es un medio legítimo para alcanzar algo, quien opina así es un ser despreciable que no me merece el mínimo respeto. Tampoco puedo respetar a quien opina que las mujeres están para servir a los hombres y que por tanto se puede hacer con ellas lo que se quiera. Pues no, lo siento, este tipo de opiniones, que abundan, y mucho, no son en absoluto respetables.

17/7/07

EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS


TÍTULO ORIGINAL: THE BOY IN THE STRIPED PYJAMAS

AUTOR: JOHN BOYNE

EDITORIAL: SALAMANDRA

Nº DE PÁGINAS: 217

PRECIO: 12.50 €

GÉNERO: NOVELA

ARGUMENTO: En la contraportada del libro normalmente se hace un pequeño resumen del libro a modo de argumento, sin embargo en este libro esto no ocurre. El editor, con buen criterio, creo yo, explica las razones por las cuales no conviene desvelar el contenido del libro. Solamente dice, y cito textualmente: “si decides embarcarte en la aventura (de leer el libro), debes saber que acompañarás a Bruno, un niño de nueve años, cuando se muda con su familia a una casa junto a una cerca. Cercas como ésa existen en muchos sitios del mundo, sólo deseamos que no te encuentres nunca con una”

OPINIÓN PERSONAL: Tiene razón el editor cuando no desvela nada del libro en la contraportada. La historia va dando una serie de sorpresas que te dejan alucinado cuando se revelan. El libro es de una ternura y una crudeza escalofriantes. Continuamente pasas de la sonrisa inocente a una indignación sofocante.
A este libro le va a pasar como a “La Sombra del Viento”, va a funcionar con el boca-oreja y con el tiempo se va a convertir en todo un clásico, para el bien de todos. Muy recomendable sobre todo para adolescentes.
La lectura es muy fácil, el lenguaje sencillo y los diálogos amenos. Yo me lo he leído en un solo día porque te engancha desde la primera página. Todo un descubrimiento.

11/7/07

EL INFIERNO PUEDE ESPERAR

Al hilo de algunos comentarios que se han hecho en la entrada anterior, publico un cuento que escribí hace ya algunos años. Espero que les guste.


Cuando abrió los ojos y la vio allí sentada al pie de la cama no se asustó, ni siquiera se extrañó, la estaba esperando desde hacía algún tiempo, y ya pensaba que se había olvidado de él. Era tal y como se la había imaginado, o más bien, como la había visto en mil y un grabados, tanto antiguos como modernos. En ese momento pensó si su aspecto era ese porque sí, o si los hombres la habían pintado así por representarla de alguna manera y ella había adoptado esa apariencia porque los hombres así lo habían decidido. Llevaba un hábito negro, casi gris por el paso del tiempo, viejo y roído. La capucha era muy grande y desde donde él estaba no conseguía verle la cara. Tampoco podía verle las manos, pues las mangas eran muy largas y anchas y ocultaban todo el brazo, aunque no cabían dudas de que era ella, pues con la mano derecha sujetaba una guadaña cuyo filo resplandecía por el reflejo de la luz de la pequeña lámpara de la mesita.

Estaba tranquilo. No tenía miedo, sólo cuando ella lo miró y consiguió verle el rostro, le recorrió un escalofrío desde la cabeza hasta los pies que le erizó el pelo de allí por donde pasaba. Las cuencas de los ojos eran como un agujero negro que no tiene principio ni fin, y le absorbían con su mirada queriéndoselo tragar allí mismo. La sonrisa eterna parecía que le estuviese pidiendo disculpas por lo que iba a suceder y la falta de uno de sus dientes le daba un aspecto tan tragicómico que estuvo a punto de provocarle una carcajada, pero se contuvo, en estos momentos tan serios no podía perder la compostura...

No sabía bien por qué, en ese instante cambió de parecer. Se le esfumaron las ganas de irse y decidió esperar un poco más, bastante más, aquel ser le había causado una mala impresión, mirándolo bien, incluso repugnancia, no le resultaba grata la compañía y no sería buen acompañante en tan largo viaje. Por tanto era mejor quedarse: cuanto más tiempo mejor.

- ¿Estás preparado? –le dijo el extraño personaje.
- Lo estaba, pero me lo he pensado mejor –respondió.
- Ja, ja, ja. Tienes miedo, todos lo tienen, es normal, no te preocupes.
- ¿Miedo? No, simplemente no tengo prisa.
- Pero yo sí y no puedo perder el tiempo, tengo mucho trabajo.
La voz del extraño sonaba hueca y retumbaba en sus oídos como si se encontrara en el interior de una gruta, y lo más curioso era que la voz procedía de todos los puntos de la habitación y de ninguno en concreto. Lo cierto era que no movía la boca para hablar.
- ¿De dónde vienes?- Tenía clara la estrategia. Debía prolongar al máximo la estancia de aquel ser en su habitación hasta conseguir que se desesperara. El tiempo en esos momentos corría a su favor y por lo tanto debía aprovecharlo.
- Qué más da. De muchos lugares a la vez.
- ¿Puedes estar en más de un lugar al mismo tiempo? ¿Tienes el don de la ubicuidad?
- La lista ya está hecha, yo sólo tengo que seguirla. A veces hay más de uno en el mismo renglón y me tengo que multiplicar –contestó con desgana.
- Pero si en vez de dos por ejemplo hay mil...
- Pues entonces me multiplico por mil. ¡Vámonos!
Lo estaba consiguiendo, sabía que se estaba desesperando. Había elegido el buen camino y debía perseverar y seguirlo.
- No te pongas así, gracias a mí, mucha gente va a tener un ratito más. Incluso por ese pequeño instante más de alguien importante, podría cambiar la historia.
- La historia ya está escrita, ni siquiera una hora o un día más conseguirían cambiarla. Los acontecimientos se suceden según un orden lógico establecido de antemano. El que quiera salirse de él está condenado a morir en vida.
La voz sonó serena, suave, casi resignada. De repente se levantó. El colchón de la cama no recuperó su forma anterior, sencillamente porque aquel ser, al sentarse, no lo había deformado. Su altura era prominente, mediría más de dos metros, y la capucha rozaba el techo de la habitación. La guadaña la llevaba inclinada como si estuviese presentado armas al mismísimo diablo.
- ¿Ese orden lógico lo establece Dios?
- Dios no existe.
- Cómo que no existe, entonces tú para quien trabajas ¿Para el diablo acaso? –Al decir esto se estremeció y vio como le clavaba las cuencas vacías en sus ojos. Por el diente mellado expulsó un aire viciado que olía a putrefacción al mismo tiempo que el hábito que lo cubría se encogía.
- ¡Tenemos que irnos, tengo mucha prisa!
- ¡Yo no voy, me quedo! –Se quedó impresionado por el arrojo y el aplomo que había tenido al pronunciar esa frase. “Alea jacta est” pensó.
- Ja, ja, ja... Te he dicho que alterar la lista te puede acarrear consecuencias muy graves.
- Es igual me arriesgaré –contestó.
- Muy bien, tú mismo. Ahora tengo que irme. Cuando quieras algo: llámame.
- Puedes irte tranquila, espero tardar mucho en volverte a ver. –El corazón le latía con fuerza y se le cortaba la respiración. Lo estaba consiguiendo. Sí, se iba a ir sin él.
- Hasta pronto.
- Hasta muy tarde, ja, ja, ja... Por cierto, ¿dónde vas ahora?
- No creo que quieras saberlo.
- Por favor, es simple curiosidad. –Insistió.
- Voy a recoger a dos jóvenes que han tenido un accidente de tráfico. Iban a excesiva velocidad y se han salido en una curva.
- Pobrecitos. No se debe correr con el coche, es muy peligroso. –Dijo con cierta jovialidad. Estaba eufórico.
- Iban tan deprisa porque les habían llamado por teléfono diciéndoles que su padre estaba a punto de morir, aunque al final su padre se ha salvado.
- Qué lástima. Total por una falsa alarma. –Dijo con cierto cinismo.
- Eran tus dos hijos que venían a verte... –Y desapareció.