18/5/09

PACO, EL VALENCIANO Y EL CHINO

Los caminos del Señor son inescrutables, quién lo iba a decir; han hecho más por el valenciano cuatro trajes a medida, que varios años de política lingüística del PP en la Comunidad Valenciana. Y es que hay que ver qué gusto da ver hablar en valenciano a los consellers cuando se refieren a Paco Camps (son tan campechanos que entre ellos se llaman con motes familiares) y sus trajes, incluso, o sobre todo, cuando hay medios de comunicación nacionales para que así se vean obligados a traducir sus palabras si quieren que lo entiendan todos sus usuarios, y así, de paso, en la traducción, perder un poco de la esencia de lo que se quiere decir.
El valenciano es una lengua preciosa, con un amplio y variado vocabulario que por culpa de gobiernos ignorantes que prohibieron su uso en épocas pasadas y por las clases dirigentes y acomodadas que la tenían en menos, considerándola la lengua de los pobres, la han maltratado y vituperado hasta conseguir que se parezca casi más al castellano que al propio valenciano. Ahora, los dirigentes que tenemos no hacen tampoco nada por mejorar el uso de la lengua entre los valencianos, puesto que no es suficiente que se enseñe en la escuela cuando el mismo presidente de la Diputación de Valencia, el Sr. Alfonso Rus, dice que a los maestros que enseñan a los alumnos que se debe decir “aleshores” en vez de entonces, deberían rematarlos y además los llama gilipollas quedándose tan ancho. Tampoco ayuda que el nefando conseller de educación, el Sr. Font de Mora, obligue a estudiar Educación para la Ciudadanía en inglés (hasta que manifestaciones, huelgas y protestas de toda la comunidad educativa le hicieron retroceder). Ni que a partir del año que viene se estudie chino mandarín antes que nadie. Y es que el conseller quiere que los valencianos seamos los más políglotas de toda España; en su agenda tiene anotados como próximos idiomas a enseñar el suahili, el árabe y el ruso, y para más adelante el latín, que al Papa le gusta mucho venir por aquí, así hasta la Rita y Cotino se podrán confesar sus gravísimos pecados.

3 comentarios:

Nür dijo...

És una llàstima... però mentre estiguen aquí... faran el que voldràn. Quina poca vergonya tenen, cony!!
(inspira, respira, inspira, respira)

Petons grossos,
Nür

Tha dijo...

qué cruz tenéis pero bueno... ya se sabe que están ahí por votación ¿no?. No aguanto la clase política pero es que en Valencia ya... ¡paciencia!
¡petons! (¿o es petonets?)

ender dijo...

La verdad es que si por decir tonterías te dieran dinero, supongo que la práctica totalidad de los consellers y un gran número de políticos en general serían multimillonarios