16/7/09

TEORIA DE LA CONSPIRACION SOBRE EL HOMBRE EN LA LUNA


Hoy se cumplen 40 de la llegada del hombre a la luna, todo un acontecimiento que, como es natural, o más bien, como es inherente al ser humano, no ha dejado de estar envuelto en polémica. Y es que hay mucho escéptico suelto por ahí que no se cree que esto haya ocurrido de verdad. Estudios para confirmar esto hay para dar y tomar, entre ellos el de un amigo mío, que recomiendo su lectura encarecidamente, que cuando lo leí, yo que me creía de verdad que los americanos habían llegado a la luna, empecé a pensar en la posibilidad de que fuera todo una estafa, no por lo que exponía detalladamente mi amigo en su artículo, sino porque me vino a la cabeza una posibilidad y empecé a hacer números. Veamos:
Supongo que todos habrán visto en más de una ocasión que para lanzar un cohete al espacio hace falta un verdadero artilugio formado por enormes tanques de combustible para desarrollar la suficiente energía necesaria para que el aparato venza a la fuerza de la gravedad y salga al espacio; toneladas y toneladas de hidrógeno líquido que se queman en un instante y que propulsan el cohete hacia arriba.
En la luna, la fuerza de la gravedad es seis veces inferior a la de la tierra. Por lo tanto, para poder despegar un cohete desde la luna, necesitará seis veces menos combustible que el que se necesitaría en la tierra para abandonarla. Si se fijan bien en el Apolo 11 que aterrizó en la luna, la sexta parte de combustible necesario para salir del satélite no se ve por ningún lado, sólo una cabina y cuatro patas, el módulo lunar. Además, esta cabina, para aterrizar sobre la superficie lunar, también tuvo que utilizar mucho combustible para no estrellarse directamente contra el suelo lunar, pues una cosa es que la gravedad sea más débil, y otra que no exista gravedad. Si al descender no hubieran provocado una fuerza de freno, se hubieran dado una buena hostia, eso sí, seis veces menor que en la tierra, pero hostia al fin y al cabo; y estoy seguro que lo suficientemente grande como para no regresar.
Quizá los números no estén bien hechos, pues no soy físico ni nada parecido, pero simplemente se me ocurrió y ésta es mi teoría de la conspiración sobre el hombre en la luna.

15 comentarios:

Tha dijo...

hay que leerse este artículo:
http://javarm.blogalia.com//historias/63786
Y luego el libro... aunque, la verdad, yo prefiero seguir disfrutando de la luna desde aquí. Es que no se si les ha quedado dinero suficiente después de dárselo a bancos. En fin... :)
Un besoooo

Manuel Márquez dijo...

Este tema del hombre en la luna -y, sobre todo, las imágenes del mismo, con esa negritud de fondo tan escalofriante- siempre me ha fascinado brutalmente, compa Corpi. Y lo hace hasta tal punto que, si quieres que te diga la verdad, creo que ya, a estas alturas, casi me da igual si el acontecimiento fue real o se trató de un espectacular montaje, como apuntan esas tesis conspiranoicas de las que me he informado profusamente. En el caso de que fueran ciertas, hay que reconocer que, para los medios técnicos de la época (que no había Photoshop, compa...), les quedó espectacular; y, por otro lado, desde el punto de vista de la ética, me resultan mucho más graves los montajes y las mentiras en terrenos más sensibles (por ejemplo, lo de la CIA y Chile; pero sólo por ejemplo, eh...).

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

Pasabaporaquí dijo...

Con todos mis respetos, en sus elucubraciones hay algún error científico importante. La gravedad en la luna es del orden de 6 veces menor que en la Tierra, sí. Pero hay algo todavía más importante: no hay atmósfera, por lo que el enorme rozamiento que tenía que superar el cohete Saturno V, y en el que gastó una gran parte del combustible, no es necesario para despegar de la luna. Y hay más. Al partir de la Tierra también había que “subir” el combustible necesario para llegar a la luna, posarse sobre su superficie, despegar de la luna y volver a la Tierra, mientras que en el segundo despegue solo era necesario el combustible de los dos últimos pasos. Además en el despegue de la Tierra también despegaba el módulo de mando, que no lo hizo de la luna al quedar en órbita lunar. El resultado es el que hemos visto todos en las imágenes.

En el ámbito científico no hay la más mínima duda sobre esta historia, la más mínima discusión. Eso sí, yo particularmente me he cansado de intentar explicar cosas como las que digo en este mensaje, o lo que es el tiempo de exposición de una fotografía, o la saturación del blanco, o las ondulaciones sin rozamiento de la bandera, o las diferencias entre la refracción de la luz y la simple reflexión. No se puede convencer a alguien que no posee un mínimo de conocimientos científicos y está dispuesto a creer las conspiraciones más peregrinas. En ese caso las pruebas científicas no sirven para nada. No lo digo por usted, por supuesto. Mi intención era solo aclarar el tema del combustible.

Un saludo cordial.

Corpi dijo...

Tha: Yo también disfruto mucho de la luna. ¿La has visto con telescopio? o ¿con unos simples prismáticos? Espero que sí, porque si no, no sabes lo que te pierdes.

Manuel:Es que los americanos son muy mentirosos, pero mucho.

Pasabaporaquí: muchísimas gracias por tu exposición. Yo no tengo ningún criterio científico para decir que no han ido a la luna, simplemente se me ocurrió esa posibilidad. Pero después de lo que me dice, que tiene mucha lógica, las pequeñas dudas me quedan despejadas. Reitero las gracias.

Pierre Miró dijo...

Aquí hay más argumentos que rebaten la teoría conspiratoria lunar:
http://mangasverdes.es/2009/07/17/desmontando-la-conspiranoia-sobre-el-apolo-xi-en-8-puntos/#more-12984

Salut a todos los lunáticos del mundo.

Nür dijo...

A mi m'agrada la lluna i m'agrada vore aquelles imatges. No sé si seràn veritat o no, però m'agraden tant...
L'altre dia vam vore un documental sobre les teories conspiratories (com se formen, com van creixent, etc...) i com a eixemple va desenvolupar una teoria conspiratoria que diu que el Jordi Hurtado no està viu... :D Va ser genial!
Una abraçada,
Nür

Tha dijo...

Sí la he visto con prismáticos pero poco rato :S, y en un eclipse. Este otoño llevo en mente ir hasta un observatorio que tengo por aquí cerca. A ver si lo consigo...
Besos lunáticos (me ha encantado la aportación del científico)

Jm dijo...

Hay gato encerrado, no entiendo como a cualquier cosa en contra de la version oficial se le pone la etiqueta de "conspiracion" la mayoria no quiere ni plantearse que fuera un montaje.
En los medios nos cuelan cada dia un monton de falsedades y de verdades a medias, seguro que en los libros de historia pasa algo parecido.

Circulan por hay unas noticias que dicen que la NASA borro los videos de grabados en la luna,
http://www.eleconomista.net/noticia.php?id=7332

algo raro hay,
saludos

Drywater dijo...

A mi tampoco me casa mucho. Si de verdad fueron a la luna, ¿por qué no han vuelto, construído un Disneymoonland, organizado concursos de la torta casera selenita y otras americanadas?

Patri dijo...

¿sabes que es lo que siempre me he preguntado? ¿Por qué no han vuelto?

Me ha gustado tu teoría.

Besotesssssssss

Pepe del Montgó dijo...

Ya han pasado unos cuantos días de ese aniversario pero estuve por la terreta, sin internet ni ordenador. Es decir, descansando. ¡Vaya polémica con lo de el hombre en la luna! Me sumo a ella. El hombre si ha pisado la luna y si no que se lo pregunten a Jim Carrey.

Oruga Azul dijo...

Hace algún tiempo vi un documental que venía a defender tres puntos:

1)Como los yankis no tenian claro si llegarían o no a la luna, contrataron ni más ni menos que a ¡Stanley Kubrick! para que grabara un aterrizaje en la luna.

2)Finalmente llegaron, pero lo que se explica en el documental es que en principio la tecnología audiovisual de la época no podía resistir con seguridad el viaje y desde luego no podía grabar en la luna.

3)Por ese motivo, finalmente se utilizó un metraje grabado en un estudio y no las imágenes reales, pero el hombre sí llegó a la luna.

Buscando ahora el nombre, he descubierto que fue una broma para el día de los santos inocentes (?!). Se llama Operación Luna.

Marcelo dijo...

Se puede ver la superficie lunar a través de un telescopio? Alguien sabe si dejaron los rovers lunar alla o los trajeron de vuelta?

c0y0te X dijo...

Jajaja es gracioso como la gente cree que posee el mas mínimo conocimiento de lo que se requiere para llevar y traer a alguien o algo de la Luna.

Yo solo les digo que para los que so saben de que están hablando no queda la mas mínima duda de que esto ocurrió, es mas en esta época no se necesita ser muy inteligente para entenderlo... por ejemplo lei un comentario que dice "si de verdad fueron a la luna ¿por que no han regresado?" Wow este si me dejo con la boca abierta... una cosa es caer en la ignoracia y dejarse llevar por dimes y diretes y otra es comentar sin ni siquiera tener idea de lo que uno habla, el apollo 11 fue el primero en llegar, pero después llegaron las misiones Apollo 12, 14, 15, 16 y 17 (esas son solo las tripuladas). 12 personas en total han estado paradas en la luna. Aparte de este comentario vi varios que me resultaron risibles, pero para terminar con esta tontería el que no crea puede meterse a http://moon.google.com y ver las evidencias con sus propios ojos!!!

Ademas, es tonto pensar que los rusas no desmintirian que los gringos llegaron a la luna seria tan fácil como decir donde esta la bandera??? Pero allí esta pues!

Por favor gente, huyan de la ignorancia!!!

Anónimo dijo...

Hola gente, les cuento que trabajo en un observatorio de Uruguay y periódicamente medimos la distancia Tierra-luna (384.400 kilómetros) gracias a un láser disparado a un retroreflector montado en la superficie lunar por los astronautas del Apolo XI.

Otros apuntes: la primera agencia espacial en felicitar a los estadounidenses fue la rusa (hoy Rockosmos)...muchos dicen que lo hicieron para que los americanos supiesen que la telemetría rusa estaba en condiciones de ubicarlos en el espacio (no fuera que a los picaros yankis se les diera por hacer alguna trastada alli arriba).

II. El módulo de descenso está aún sobre la Luna, el contenía todo el combustible que se utilizó para la operación de alunizaje. Solo una pequeña parte de el, el módulo de ascenso fue utilizada para alcanzar al módulo de comando que estaba en òrbita lunar, o se aque recorrió solo una centena de kilómetros en vertical, para lo cuál, evidentemente, no necesitaba mucho combustible.

III. Las muestras de material lunar traídas a Tierra por lso astronautas del Apolo XI fueron donadas por los estadounidenses a laboratorios de todo el planeta. En total se recogieron unos 384 kgs. de rocas lunares, muy parecidas a las de la Tierra en antigüedad pero diferentes por la ausencia total de agua y microorganismos o rastros de ellos.

IV. No se ha regresado aún a la Luna porque la economía humana se basa enla explotación intensiva de recursos, es decir que todo aquello de lo que no se puede sacar provecho inmediatamente... puede esperar.

V. Las imàgene smuestran un fondo absolutamente negro, hecho que fue utilizado por los ocnspiradores para desacreditar esta hazaña. En realidad, como todo astrónomo y fotógrafo sabe...para tomar fotos del cielo y captar las estrellas se necesita cierta apertura diafragmática, cierta película con cierta sensibilidad y un buen período de espera (además de 3 o 4 cafés). Las cámaras que s eenviaron a la Luna no estaban diseñadas para tomar fotos de las estrellas, sino solo de la superficie, cosa que hicieron espectacularmente bien.

Los reflejos "extraños" que algunos conspiradores ven en las fotos no son tan extraños si tomamos en cuenta el altísimo albedo (capacida de reflectancia) de la luna y de los trajes espaciales.

En conclusión, hay un millón de argumentos, pasibles de ser falsados, que apoyan la postura de quienes afirmamos que la llegada del Hombre a la Luna no solo es un evento real, sino que es una de las más grandes hazañas que haya llevado a cabo el Ser Humano. En contrapartida, los argumentos de los teóricos de la conspiración son débiles y no tienen fundamentos serios, más bien son resultado de las ganas de verle 5 patas al gato estadounidense sumados a un desconocimiento básico de astronáutica.