13/11/07

TONTO PERO HONRADO

El otro día me encontré 50 € a la entrada de una farmacia. Entré y pregunté si alguien había perdido el dinero y una sofocada mujer con un niño pequeño que estaba rebuscando en su bolso me dio las gracias por haberlos encontrado y habérselos devuelto. Más tarde se lo conté a un amigo y me dijo que qué tonto había sido, que me los debía de haber guardado y “a tomar por el culo la mujer”. Yo sonreí y di la callada por respuesta.
Cuando me pasan cosas así, incluso más importantes, se me olvidan en seguida, pero luego, al cabo de unos días, sin más ni por qué, salen del rincón de la memoria donde se habían quedado almacenadas y empiezan a darme vueltas por la cabeza. Entonces aprovecho para reflexionar e intento sacar conclusiones que me sirvan para ser un poco mejor, que malo ya lo soy bastante.
Hoy está de moda el egoísmo. Por todas partes nos bombardean para que seamos más guapos, más listos, más ricos, más independientes, más distintos de los demás. El individualismo ha triunfado sobre la colectividad. Sólo importo yo, y los demás están para servirme o como mínimo para aprovecharme de ellos.
Soy tonto si me encuentro dinero y lo devuelvo, soy tonto si le cedo el asiento a una anciana, soy tonto si le hablo de usted a una persona mayor, soy tonto si no aprovecho un descuido y me cuelo en una cola, soy tonto si dejo que se me cuele un coche en una redonda y no lo tiro fuera de la carretera, soy tonto si me dan un empujón queriendo y no le pego dos hostias, soy tonto si aprovechando un descuido del camarero no me largo sin pagar la copa, soy tonto si…
Y es que, como digo, hay que ser, y demostrar, que eres más listo y más fuerte que el que tienes enfrente, que tú eres el rey y que los otros no son más que nuestros servidores.
La honradez ha perdido su significado y hoy por hoy se ha convertido en un sinónimo de tonto. Pues yo lo siento, prefiero ser tonto, pero honrado.

11 comentarios:

Joan dijo...

Uhmmm... te decía que la palabra correcta sería "tonrado", pero hoy el sr. Blogger no está muy fino y me dice no sé qué de error... Espero que el comentario no se duplique...

Thalatta dijo...

pues yo también lo prefiero, y de mis hijos lo mismo. Si no fuera por nosotros, los tontos, el mundo se acabaría antes.
Hay gente que no entiende que una sonrisa o un "gracias" vale más que el dinero.
Besosss

Miri dijo...

Bueno, creo que somos muchos los "tontos" como tú. Yo no hace mucho me encontré un móvil cojonudo y llamé a contactos de su agenda hasta que encontré al dueño. Pocos días más tarde, se me cayó el mío en el tren y nadie lo devolvió. Me sentí tonta, pero qué le vamos a hacer.

Por cierto, tu blog ha recibido un premio Quercus. Puedes pasarte a recogerlo en mi espacio.

Un besito,
Miri

Pepe dijo...

Y lo a gusto que duerme uno con la satisfacción del deber cumplido.

Manuel Márquez dijo...

Compa Corpi, la reflexión que haces es bien cierta, poco tengo que objetar a ella; de todos modos, creo que puedes estar orgulloso de ser así, siempre va a haber gente que te va a preferir así, ten la completa seguridad. Yo, por ejemplo. Y mucha gente más, mucha gente más...

Un abrazo.

edadepiedrix dijo...

Me he llevado tu comentario con la entrada al blog que le tocaba pero aparece como mio. Cosas de estos aparatos. Firmo con esa dirección por si quieres visitarlo. Todo esto, si es que sabes de lo que hablo. Un saludo

Anónimo dijo...

yo cuando pierdo algo siempre espero recuperarlo...y sólo por cada vez que encuentro algo que no es mío lo devuelvo.(si no te sientes capaz de conseguirlo por ti mismo es que quizá no lo debas tener)

esther voces dijo...

Pues yo considero que el más fuerte es el que es honesto y el que respeta a los demás, porque a ese no se le puede reprochar nada moralmente ni negarle sus derechos.

Al final, la conciencia de lo que somos lo es todo. El que actúa de forma despreciable, se sabe despreciable, aunque no lo reconozca nunca.

un saludo!

Corpi dijo...

Joan, no se ha duplicado.
Tha, estoy seguro que educas correctamente a tus hinjos.
Miri, mil gracias.
Así es Pepe, y mejor si se acaba de cumplir con otro deber.
Manuel, yo también te prefiero como eres.
Lo entiendo bien edadepiedrix.
e-, así debemos hacer todos.
Esther, la fuerza de la conciencia, ahí radica el verdadero sentimiento humano.

mar dijo...

Me uno a tu club..soy de las tontas honradas...
Un besito y una estrella.
Mar

Gambutrol dijo...

Oye oye oye... que no es que seas tonto, sólo eres honrado. Yo, y te de lo digo sinceramente, no sé que hubiera hecho en tu lugar, según el día me lo habría quedado o no...

A mí eso me ha parecido honrado, sin el tonto.