21/6/08

SENSACIONES

Me gustaría saber qué se siente estando encerrado dentro de un campo de concentración.
Me gustaría saber qué se siente estando encerrado en Guantánamo.
Me gustaría saber qué se siente con el cañón de una pistola en la sién.
Me gustaría saber qué se siente con la espalda pegada a un muro ante un pelotón de fusilamiento.
Me gustaría saber qué se siente estando acostado, atado y con dos cables enganchados en los testículos.
Me gustaría saber qué se siente cuando con unas alicates te arrancan las uñas.
Me gustaría saber qué se siente ante un tribunal que te acusa de algo que tú no has hecho, sin abogado.
Me gustaría saber qué se siente estando encerrado en una habitación de 1,5 x 1,5 m2 con el suelo de hormigón, sin ventilación y con la humedad chorreando por las paredes durante veinte días.
Me gustaría saber qué se siente estando encerrado en una habitación sin ventilación y con un bote donde hacer mis necesidades fisiológicas.
Me gustaría saber qué se siente estando cavando la tumba donde, cuando la acabe, me pegarán un tiro y caeré dentro de ella.
Me gustaría saber qué se siente estando cinco días sin que me dejen dormir absolutamente nada.
Me gustaría saber qué se siente estando tres días sin beber ni una gota de agua.
Me gustaría saber qué se siente estando diez días sin comer nada.
Me gustaría saber qué se siente cuando te a la puerta a las doce de la noche en un país donde gobierna una dictadura.
Me gustaría saber qué se siente leyendo un libro prohibido por las autoridades.
Me gustaría saber qué se siente siendo un blanco en un pueblo de pobres negros en África.
Me gustaría saber qué se siente cruzando el Estrecho en una pátera.
Me gustaría saber qué se siente trabajando diez horas por veinte euros.
Me gustaría saber qué se siente trabajando quince horas al día por un solo mendrugo de pan con moho.
Me gustaría saber qué se siente cuando la persona a la que más quieres te pega cuatro hostias.
Me gustaría saber qué se siente estando atado y mirando como cinco hombres violan a mi mujer.
Me gustaría saber qué se siente teniendo las dos manos agarradas al cuello de un hijo de puta de estos.

15 comentarios:

Nür dijo...

Déu! Quina entrada més horrible... no vull ni pensar-ho!

Salut,
Nür

Pepe dijo...

Qué mal se me ha quedado el cuerpo, leches.

RGAlmazán dijo...

D. Corpi. Mejor que no lo sepa y hagamos lo posible porque los demás tampoco (en todo caso, entre usted y yo, un viajecito en patera, para saber lo que se pasa, a los eurodiputados que han votado la directiva de la vergüenza, sí que se lo deseo).
Salud y República

Oruga Azul dijo...

A lo mejor lo que nos hace falta es experimentar cada cosa como cinco minutos para cabrearnos del todo...

Joe, dejas mal cuerpo y todo.

Gambutrol dijo...

Por diossss... Pues yo no quiero saberlo. Sólo coincido con tu último "me gustaría saber..."

De lo que somos capacez los humanos...

Manuel Márquez dijo...

Compa Corpi, me apunto a la opción de Rgalmazan; no quiero saberlo, y quisiera que nadie tuviera que saberlo (aunque soy consciente de que hay quien lo sabe, y de que es muy complicado evitar que haya quien lo sepa, porque lo vive en sus propias carnes, muy complicado).

Un abrazo, y buena semana.

Corpi dijo...

Perdón por haberos puesto mal cuerpo, pero por desgracia esto está pasando.
Evidentemente de lo que se trata es de evitar que esto vuelva a pasar. Por nosotros que no sea.

Pepe dijo...

No tienes que disculparte. Está bien tener presente que eso ocurre todos los días, no podemos darle la espalda a la realidad.

enrique dijo...

corpi, esto está pasando y algunas de estas circunstancias no en parajes lejanos, sino muy cerca de nosotros y tal vez a nuestra vista.
Inquietante.

Mª Gemma dijo...

Horror, pánico, desear la muerte, estoy convencida que se siente todo eso... y mas...

Buen articulo para despertar sensibilidades de la realidad cotidiana... en el mundo.

Me gustaría que sintieran todo eso las personas que gobiernan, deciden, juzgan... en este mundo egoísta... en las alturas... que bajen y sientan... cuantas cosas cambiarían...

Un abrazo

Anónimo dijo...

Me gustaría saber las razones que hacen que te gustara saber, aunque las intuyo. Ponerse en lugar del que sufre sin razón la injusticia es un ejercicio que nos conviene a todos.
Pierre Miró

Luna Carmesi dijo...

No busques motivos para odiar.
El odio es un veneno para uno mismo... Solo basta observar a los 'hijos de puta'...

;-)

Lo sé... A veces que te machaquen podria tonarse a el saber valorar las buenas cosas de la vida... pero ... somos debiles... tendemos a la rutina vacia. Nos debemos trabajar...

;-)

Joan dijo...

En Ciutadella he estado 4 días sin probar agua, lo juro. Pero esa fue una decisión voluntaria.

Yimmi dijo...

"Me gustaría saber qué se siente con el cañón de una pistola en la sién": Ya lo sentí, es cagante... te preguntas ¿será que me morí ya?... finalizó cuando el susodicho portador del arma me dijo: Disculpa pana, te confundí con otro...

"Me gustaría saber qué se siente ante un tribunal que te acusa de algo que tú no has hecho, sin abogado": A mi hermano lo acusaron de violación, una menor de edad. No tenía abogado durante las primeras horas de detención y la "defensora" pública le pidió a mi mamá unos 5millones para dejarlo libre. Pasó dos años en la cárcel y salió por retardo procesal. Eso aquí en Venezuela es normal.

"Me gustaría saber qué se siente estando encerrado en una habitación sin ventilación y con un bote donde hacer mis necesidades fisiológicas": Mi mayoría de edad la estrené quedando preso por indocumentado en un calabozo de la Policía local. Días antes me habián robado la cartera con los documentos, y la fotocopia de mi cédula de identidad no fue suficiente para el funcionario. En la madrugada lloré mientras los mendigos que me acompañaban me gritaban que los dejara dormir...

"Me gustaría saber qué se siente leyendo un libro prohibido por las autoridades": Esto es algo muy popular en latinoamérica, casi es un deporte. En los 90 salió un libro titulado "Cuánto vale un juez". Lo prohibieron, medio mundo lo leyó y el autor terminó preso. Hoy es candidato opositor de un Municipio caraqueño.

"Me gustaría saber qué se siente teniendo las dos manos agarradas al cuello de un hijo de puta de estos": A mi también...

Corpi dijo...

Experiencias orribles has tenido Yimmi, sobre todo el que te colocaran una pistola en la cabeza. Vives en un lugar muy violento. En cuanto a lo de tu hermano, eso no tiene perdón. Dale un abrazo de mi parte y exprésale mi solidaridad.
Un abrazo para ti, amigo.