23/6/13

Becas con intereses

Estos días se está hablando mucho de las becas en la educación y me gustaría dar mi opinión. Está claro que todo el mundo tiene derecho a la educación en igualdad de condiciones, y para eso el factor económico es fundamental. Para un rico siempre será más fácil estudiar que para un pobre. También lo será para un rico con bajas calificaciones académicas que para un pobre con las mismas. Sin embargo, creo que no es suficiente, hace falta algo más, y a ese más que falta yo le llamo esfuerzo. Para conseguir algo la gente se tiene que esforzar. Si vamos a dar beca a todo el que llegue al cinco para que se cumpla ese derecho a la educación, démosla, pero que las cuantías vayan acordes a las notas; yo creo que se debe premiar a aquél que saque mejores notas que al que se conforma sólo con aprobar. Por tanto, no me parece mal la exigencia en las notas para conseguir una buena beca.

Por otro lado, yo creo que las becas se deberían devolver, y además con intereses. Me parece injusto que yo tenga que hacer un esfuerzo pagando mis impuestos para que un estudiante pueda sacar una buena carrera, por ejemplo de médico, de abogado, de economista, de… y que cuando acabe sus estudios, se monte un negocio privado y luego vaya yo a requerir sus servicios y me saque un ojo de la cara. O que ese individuo se largue al extranjero, voluntariamente o empujado por una crisis, y los beneficios de los estudios que tanto nos ha costado pagarle, se lo lleven otros. O que, a mitad de la carrera, decida abandonar los estudios y echar a perder todo el capital invertido en él hasta ese momento. Por tanto, como decía, yo pienso que todo el dinero que ha recibido ese individuo en becas para el estudio, debería devolverlo para que otros como él puedan recibirlas y seguir estudiando. Evidentemente esto se debería hacer ofreciéndole todas las facilidades. Por ejemplo que las pudiera devolver en diez, quince o veinte años, a su ritmo. Que empezara a devolverlas después de encontrar un empleo fijo… Y con unos intereses bajos, del orden del 1, 2 ó 3%. Estas devoluciones se podrían realizar al hacer la declaración de la renta. Así, al cabo de los años, ¿cuánto dinero extra se podría recoger para mejorar la educación en España?

6 comentarios:

Drywater dijo...

Desde luego la idea no es descabellada. Estudiar es caro y está poco valorado. Se podría hacer porque en España parece que cuando uno puede abusar, lo hace.

Un abrazo

Cinderella dijo...

Bé, el tema de les beques és sensible, sobretot quan sembla que és més una qüestió de tipus econòmic que de model d'esforç o d'inversió. El tema del 6,5 que va amollar Wert en realitat no sembla tant una condició per a millorar la capacitat d'esforç dels estudiants sino per a disgregar-los entre aquells que poden prescindir d'una beca i aquells que sense beca NO poden estudiar.
Crec que malauradament l'ús que fa la gent de les beques també hauria de ser més conscient, per no acabar donant-li la raó al senyor ministre. Jo sempre defendré les beques en la mesura en la que són l'oportunitat dels pobres i una ajuda per a reduir la desigualtat social, però em consta que hi ha gent que ha malgastat eixa pasta en trages de fallera...Jo n'he fet ús de la beca (en el meu cas, la matrícula només tot i que de vegades havia de viatjar d'Alcoi-Vlc) i ho vaig fer el millor que vaig poder per traure'n profit.
Una abraçada

fairandfoul dijo...

Querido Corpi,

hacía mucho que no pasaba a hacerte una visita y he descubierto que, de hecho, tu blog ha recuperado cierta actividad. Me alegra saber que sigues al otro lado.

Lo cierto es que tu post me ha parecido suficientemente polémico como para entrar al trapo porque, si bien estoy de acuerdo con lo que planteas (el ejemplo del médico formado con el dinero de todos y que después se forra con su clínica privada es estupendo) no sé si la solución de los intereses es adecuada o razonable.

En realidad, allí donde existe un mínimo sistema de educación pública, todo el mundo está en mayor o menor medida becado. No recuerdo exactamente los cálculos, pero incluso ahora que han subido las tasas los costes de una matrícula universitaria no cubren el conjunto de gastos que realmente tiene una universidad, de manera que hasta el estudiante que no recibe beca está en realidad "subsidiado" por el Estado.

Quiero decir con esto que las cantidades reales que tendría que devolver un graduado universitario cualquiera son mucho más grandes de lo que tal vez habías pensado.

Por otro lado, en condiciones "normales", se asume que incluso el médico que abre una consulta privada va a contribuir con sus impuestos a que las generaciones siguientes reciban una educación igual o mejor que la que recibió él. Un problema distinto es el de por qué un tío formado de acuerdo con los principios de quien presta un servicio público puede después privatizar los beneficios de ese servicio; llegados a ese punto creo que ya sabes lo que pienso...

Creo que si consideramos que la educación superior es un derecho entonces no podemos dejar que quede secuestrada por la lógica del cálculo económico. Evidentemente el sistema que teníamos no era el ideal porque las becas jamás han estado realmente pensadas para mantener económicamente a los chicos y chicas sin recursos, sino solamente para permitir un cierto relax económico a la clase media, pero la solución no es profundizar en el cálculo económico sino buscar otras vías de mejorar el servicio público universitario.

La vía cubana, por ejemplo, puede tener sus defectos, pero el acceso a la universidad es meritocrático y gratuito (últimamente ha bajado la calidad en Humanidades, pero eso es otra historia); además, cuando el estudiante se gradúa está obligado a pasar por un período de prestación social que, si bien no restituye el valor de lo que la sociedad ha invertido en él, sí que le hace comprender que la formación que ha adquirido le transfiere una responsabilidad que no puede ignorar. Es esa parte del "pacto social" la que estamos olvidando en España, entre otras razones porque nuestros gobernantes lo han favorecido (en Educación, en Sanidad y en la Administración en general) para que seamos nosotros, pobres diablos, los que pidamos a gritos la imposición de una sana lógica económica a servicios que sólo pueden ser dignos si se prestan "a fondo perdido", poniendo por delante del cálculo de costes y beneficios otro tipo de cuestiones.

Un abrazo y hasta pronto.

Corpi dijo...

Fairandfoul: muchas gracias por haberte tomado la molestia de haber hecho una exposición tan extensa.

fairandfoul dijo...

Me doy cuenta ahora de que mi nombre no ha salido por ningún lado: soy Miguel (antes Oruga).

Mar dijo...

Ufff no estoy de acuerdo, fairandfoul lo ha explicado estupendamente así que no me voy a extender yo más. El sistema de becas tiene mucho que mejorar antes y desde luego ahora, no hay derecho a estar pasando penurias para que nuestros hijos puedan estudiar y lo de las notas... ya sabéis que una buena nota no dice siempre que vayas mejor preparado (puede ser cuestión de suerte la mayor de las veces), ni un 5 que vayas peor (los conocimientos no creo puedan medirse por un examen en el que has podido ponerte nervioso o mil cosas). En fin... el sistema cubano me ha gustado. Besoss