6/12/07

INFORME PISA

Todo el mundo está escandalizado con los resultados del Estudio PISA ese que se hace de cuando en cuando entre todos los países de la OCDE y que nos pisa el orgullo patrio porque sus resultados siempre nos ponen a parir, y no es para menos: bien en ciencias, regular en matemáticas y fracaso total en lectura y comprensión lectora. Y no me extraña, porque si uno no comprende lo que está leyendo, difícilmente podrá enterarse de lo que está estudiando.
Yo no sé de quién será la culpa de este fracaso, si del gobierno, o mejor dicho de todos los gobiernos que hemos tenido desde que somos democracia monárquico-parlamentaria, si de las editoriales, si de los maestros, de los padres o de los alumnos. O de todos un poco, aunque de algunos un poco más que de los otros.
Tengo un hijo de ocho años que está estudiando tercero de primaria. Tendrían que ver los libros que tiene. Apenas tienen letras. Todo son dibujos enormes que llenan páginas y páginas. Los conceptos están tan resumidos que más que textos parecen esquemas. Además ya viene lo más importante, que es casi todo de lo resumido que está, en negrita o subrayado. Los ejercicios siempre tienen un ejemplo de cómo los tienen que hacer… Los chavales no tienen ninguna opción de elegir, es decir, si habláramos de comida, ellos lo único que tendrían que hacer sería tragar lo que viene en el libro; ni tendrían que coger la comida, ni llevársela a la boca, ni siquiera masticarla, sólo tragarse la papillita.
De pequeños ya los están convirtiendo en inútiles mentales, yo no sé si esto tendrá un doble objetivo para cuando cumplan 18 años y tengan derecho a votar, pero de lo que estoy seguro es de que este no es el camino. No hay ningún esfuerzo personal por parte del alumno, ninguna satisfacción por sacar adelante un problema complicado porque es que no lo hay, el nivel es tan bajo que da pena. El trabajo de los padres por motivar y alentar a los hijos es clave para el buen rendimiento de los niños. Yo no digo que el trabajo de los maestros en la escuela no sea eficiente y que se esfuercen en enseñar a los niños, pero en la medida en que puedan deberían presionar a las editoriales o a las consejerías de educación de las comunidades autónomas para que, por lo menos los libros de texto, fueran dignos de la educación que pretendemos y que por desgracia no es.

8 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Tienes más razón que un santo y así nos va. Por cierto eso de bien en ciencias es lo que dicen algunos, la realidad es que estamos también, (aunque no tan mal como en comprensión) muy por debajo de la media.

Salud y República

Miri dijo...

Jejejeje. Soy una incansable lectora. Siempre lo he sido. Es más, no puedo dejar de leer todo cuanto se presenta en mi camino, ni siquiera los anuncios pegados en las farolas. Sin embargo recuerdo que cuando iba al cole me gustaban los libros con dibujos. Con muchos dibujos. Entre leer "La tangente de un ángulo alfa es igual al cociente entre el cateto opuesto y cateto contiguo del triángulo rectángulo que lo contendría" o ver el dibujo de un árbol, un niño intentando medirlo con un clinómetro (que da el ángulo), el triángulo que se dibuja entre ambos y la manera de conocer la altura del árbol con esos elementos... creo que el concepto me queda mucho más claro con el dibujo. Sobre todo porque le veo aplicación en la vida real, y eso hace que comprender las cosas no sea ya un asunto de abstracción. Incluso en el mundo científico, cuando se trata de entender de verdad las cosas, nos comunicamos con gráficos. No veo nada de malo en que los libros de texto no sean un tostón. En mi época de colegiala, la mayoría estaban llenos de parrafadas que nadie entendía y nos aprendíamos de memoria. Entre aprender a recitar la lección como un loro y no aprender nada no hay mucha diferencia, a mi entender.
Yo creo que los tiros no van por ahí, Corpi. En otros países europeos, los niños aprenden a leer más tarde. Eso sí, aprenden a leer cuando su cerebro ya tiene la capacidad de interpretar lo que está leyendo. Desde el principio, asocian un significado a lo que leen. En España esto no es así: aprendemos a leer muy jovencitos, con frases repetitivas que no significan nada. No asociamos "leer" a "interpretar", y eso es lo malo. No habría que aprender a leer con textos como "Mi mamá me mima" sino con otros que signifiquen algo coherente, que sigan un hilo, que haga falta comprender... ¿Que eso implica empezar a leer más tarde? Bueno, no pasa nada. Al fin y al cabo un niño de 5 años, por mucho que "sepa" leer, no puede leer un libro porque sólo sabe leer de un modo repetitivo, sin asociar las cosas a un significado. Para eso, más vale esperar y aprender correctamente.

Un besito,
Miri de los bosques
http://coti-82.spaces.live.com

Manuel Márquez dijo...

Compa Corpi, lo del informe Pisa, más allá de sus implicaciones políticas (que las tiene, y muchas, como todo, claro...), es para mear y no echar la gota. Es la demostración del viejo aserto aquel de que quien siembra vientos, recoge tempestades; o de que no se le pueden pedir peras al olmo. Y, por supuesto, culpables somos todos, sin exclusión alguna (yo, al menos, tengo clara la parte que me toca -o que me tocará, si no espabilo mucho y a tiempo: mi crío aún tiene sólo cinco años...-); el que esté libre de pecado, ya sabe...

Un abrazo.

Blue Devil's dijo...

Yo hice dos años de magisterio... (locuras de juventud) y te aseguro que la educación que se imparte (hoy por hoy) en áreas como literatura, matemáticas, ciencias, etc... es patética. Eso por no hablar de la gente que se matricula... Fue en aquella época cuando pensé por primera vez que si algún día tenía hijos ¿qué iba a ser de su educación si tenía que dejarla en manos de enanos mentales como eran la mayoría de mis compañeros? Pero esta es solo una de las muchas dunas que pueblan el desierto del Sahara que es la educación en este país. Tiemblo solo de pensar en el futuro de mis vástagos... (si es que llego a tenerlos, que al paso que voy...) xD

ignatiusmismo dijo...

Según dicho informe deberíamos acudir a colegios finlandeses y llamarnos Mikka.

Thalatta dijo...

Mi querido Corpi... los que debemos de presionar (y mira aquí te enlazo con las AMPA's) somos los padres, pero cómo luchar con los que siguen pensando que a sus niñitos y niñitas les ponen demasiadas cosas y no los dejan ver la tele o jugar lo suficiente. Cómo luchar con madres y padres que ven fenomenal que adolescentes de apenas 16 años se vayan de crucero (de "viaje de estudios", perdón) y se gasten alrededor de 1000 euros. Cómo luchar con profesoras y profesores de educación infantil que consienten que con 6 años los niños no sepan leer...
Adf/(&sfes&%$4e!!! es que me enciendo...
Más besosss
(Huy! acabo de leer a "miri" y ha sido como oír a la profesora de infantil que permite llegar a los niños sin leer hasta 1º de e.primaria, donde ¡mira tú! los pobres niños se encuentran libros con muchas letras y textos que ya tienen que memorizar y aprenderse. Y es cuando yo pregunto ¿a qué edad aprendiste a leer tu, miri? ¿te ha causado algún trauma? ¿la generación de niños que han aprendido a leer a los 7 años (o más) comprenden más lo que leen y son tan lectoras como tu?, a esto último te respondo yo... ¡no!. Perdona miri, no va contra ti (que no te conozco de nada) pero este tema me reconcome mucho, y no es lo que eres sino lo que dices. Está más que demostrado que en las últimas generaciones (salvo honrosas excepciones) estamos dando al mundo ¡bobos!)
Mil perdones por la extensión y por el mal humor :)

Miri dijo...

Hola, Thalatta

Lo que te digo de aprender a leer más tarde se lleva haciendo muchos años en todos los países del Norte de Europa que nos dan 10 vueltas en los informes académicos. Y ¡Sí! el nivel de comprensión lectora es mucho más alto que en España. De nada sirve aprender a deletrear lo escrito sobre el papel si no te enteras de qué va. De nada sirve aprender a leer a los 3 años si no comprendes lo que hay escrito. Es como aprender a pronunciar palabras en chino sin saber lo que significan. No se puede decir que, por hacer eso, sepas chino ¿Verdad? Pues un niño de cuatro años que lee sin entender lo que pone, no sabe leer. El hecho de deletrear una palabra cuando la ve escrita no garantiza que de mayor vaya a tener buenos resultados académicos, en tanto que no la entienda. Muchos años llevamos aprendiendo a leer temprano, cierto. ¿Y el resultado? Bueno, pues no se deja ver. De momento estamos a la cola en comprensión lectora...

Saludos,
Miri
http://coti-82.spaces.live.com

P.D: Respecto a tus dudas de qué hago en la vida... estoy en un centro de investigación haciendo un doctorado. Me queda poco para acabar la tesis y sí, de pequeña me gustaban los libros de texto con dibujos. Una cosa no quita la otra.

Thalatta dijo...

Ay Miri... vengo un mes más tarde por lo menos jajaja y de mejor humor (serán las vacaciones). Bueno pues sigo sin estar de acuerdo (me parece estupendo lo de tu doctorado, ¡menos mal que hay todavía personas que siguen aprendiendo! pero no dudaba de tu sapiencia, si alguna frase lo daba a entender... ¡disculpas!), creo que al menos a los de mi generación no nos ha faltado comprensión lectora y sí a las nuevas generaciones de lectores a los 7 años. Tal vez es que el "quiz" de la cuestión no es la edad en la que se aprende sino el cómo, o... ¿tal vez unos padres más lectores?. Me encantó un libro de Pennac "Como una novela" que trata sobre esto.
Solo puedo hablar de lo que he vivido, mis estadísticas son limitadas a mi persona, familia, amigos y bueno... los resultados que arrojamos en España.
Me siento incapaz de debatir sin más que poner en la mesa que mi educación (de BUP) y la de mis hijos.
Feliz 2008 y una vez más disculpas por mi mal humor :)