2/1/08

AÑOS


Se ha acabado un año y menos de una milésima de segundo después ha empezado otro. Hay mucha gente que hace balance del año que acaba de terminar y se hace una lista de proyectos para realizar en el nuevo año, pero que la mayoría no llegarán al treinta de enero. Yo también he hecho alguna vez propósitos de estos, por aquello de año nuevo, vida nueva, pero con el paso del tiempo se quedaron sólo en eso, en propósitos, menos uno: el uno de enero del año dos mil dejé de fumar y aquí estoy, ocho años sin pegar una calada, con dos cojones.
Pero la medida del tiempo, al menos para mí es muy relativa. De acuerdo que un año tiene 365 días y cuarto, pero sólo es el tiempo que va del uno de enero al treinta y uno de diciembre, y si algo nos recuerda esto, son las doce campanadas acompañadas de doce uvas, una buena comilona y un pedete lúcido. Porque un año también empieza el veintiuno de marzo, cuando empieza la primavera; o también empieza el día de nuestro cumpleaños; y otro año también empieza el día siguiente de finalizar las vacaciones; o si se es estudiante, el día que empieza el curso; para los políticos también empieza un año el día que comienza la legislatura, etc.
Ni siquiera el siglo XX empezó el uno de enero de 1901, yo creo que empezó en 1914 con la Primer Guerra Mundial y terminó en 1989 con la caída del Muro de Berlín. Que yo en este momento tenga cuarenta años, muy cerca de los cuarenta y uno, no indica nada en absoluto, sólo podrá tener efectos a la hora de saber la dosis que debo tomar de cierto medicamento, o si ya puedo votar, o cuál puede ser mi responsabilidad penal; porque mental o incluso físicamente puedo estar mejor que una persona de veinte añitos, o peor que una de cincuenta, de hecho, seguro que estoy mejor que unos y peor que otros.
Pero que el tiempo pasa y no vuelve y que además se acaba, es una amarga realidad que obliga a aprovecharlo al máximo y aún así es insuficiente. Ha acabado un año natural y empieza otro, que ustedes lo aprovechen, naturalmente.

11 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Que así sea para Ud. también D. Corpi.

Feliz año, Salud y República

Merce dijo...

Pues sí, para mi el año, comienza en septiembre, con todos los cambios, la cuesta de septiembre, que esa sí que es dura...

Yo que rozo los cuarenta, tampoco volvería para atrás, con lo que me ha costado aprender lo poquito que sé, quita quita...

Ha conseguido usted que tenga remordimientos de conciencia, ya estamos a casi 3 de enero y sigo fumando...algún día...

Feliz año

apesardemi dijo...

Pues si, aunque el año acabe y empiece formalmente en el tránsito del 31 de diciembre al 1 de enero, las fechas que marcan nuestras vivencias y etapas suelen ser otras diferentes.

Feliz año, Corpi, que cumplas tus propósitos y se cumplan tus deseos.

Manuel Márquez dijo...

Compa Corpi, yo también te quiero expresar desde aquí mis sinceros deseos de que tu 2008 te resulte fenomenal. Y sí que tiene mérito lo de haber dejado el tabaco: te lo dice uno que, ex-fumador de casi tres paquetitos de Ducados al día, también lo hizo allá por el año 98 del pasado siglo, volvió a caer cuatro años después, y lo volvió a dejar hace tres años y pico. Qué complicado, qué complicado...

Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Los seres sociales nos acostumbramos a unas convenciones, sin las que ya sería muy difícil vivir. Los años se llevan en las canas, arrugas, achaques, toses, mala leshe, eso que llaman experiencia, transigencia, intransigencia, ternura, mala follá, mirada, reúma, etc. etc.
Salut les copains!
Pierre Miró

Thalatta dijo...

Mejor será que no cuente como pronóstico la manera en que empezó este. Me gusta más el que empieza el día de tu cumpleaños, o el chino, o con aries... Cualquiera de ellos... ¡que lo disfrutes!
Besooo
(Y sí que he visto el cometa, o creo haberlo visto porque no tengo prismáticos y bueno... pensé que era eso que no tenía brillo de estrella ni de planeta jejejeje ¡cómo está Marte!. El 30 el cielo estaba impresionante de bonito)

Blue Devil's dijo...

Yo este año soy un año más viejo... y no porque haya cumplido años (que de eso ya pasaron seis meses) o porque el año haya terminado... Quizá para mí este cambio de año sí ha supuesto algo, por coincidencia fechas y situaciones, quizá para mí sí sea año nuevo "vida nueva", o al menos "punto de vista" nuevo, quizá este año sí tenga propósitos para el año nuevo, ganas de empezar algo, ganas de sacar la basura y con ello hacer borrón y cuenta nueva, quizá solo se queden en propósitos... pero por algo se empieza ¿no? Imaginaos un mundo donde siempre fuese el mismo año, donde el tiempo se midiera en función de los acontecimientos y no de las convenciones, imaginaos los cumpleaños vestidos de luto porque no es un año más sino un menos... nocheviejas en 12 marzo porque hace unos meses te encontraste a tu mujer en la cama con otro y por fin lo has superado, eres un año más viejo... ¿No os parece que lo tenemos ya lo suficientemente jodido como para amargarnos más?

Un abrazo compañero!!

Corpi dijo...

Rafa: feliz año.
Merce: Pues unos añitos, tampoco estaría mal.
Apesar: los años los marcamos nosotros con nuestras rutinas.
Manuel: Sí que es complicado, una experiencia dura, pero que te llena de satisfacción.
Pierre Miró: Tienes mucha razón. Bienvenido a esta tu casa.
Tha: Creo que eso que has visto no es el cometa que te decía que prácticamente ya se ha desintegrado. Ahora viene otro, ya te informaré de dónde poder verlo.
Blue: Pues ánimo a cumplir los proyectos, o por lo menos a intentarlo.
A todos feliz año.

Thalatta dijo...

No, no... esto lo ví en su día, a finales de octubre, primeros de noviembre. Entonces estaba grandecito. ¡Y sí mándame cuanta información quieras!
Ve al último post de e-catarsis.

Thalatta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Gambutrol dijo...

Pues mira... has dicho algo en lo que coincidimos. Para mí el año empieza el día de mi cumpleaños. Es más, echo la vista atrás y me da la sensación de que nací ayer cuando en realidad hace 22 años de eso...

No sé, el tiempo vuela y no me doy ni cuenta.