31/5/07

OBISPO CATÓLICO


Varón (todos), homosexual (muchos), gordo (la mayoría), misógino (casi todos), hipócrita (va con el cargo), cínico (no se puede evitar).
Persona que ostenta un cargo muy importante de la Iglesia Católica y que se encarga del orden espiritual de una determinada zona geográfica llamada obispado y que vive en una obispalía, generalmente un palacio, como no podía ser menos para tan distinguida personalidad.
Al obispo se le sigue desde el seminario. Sin que el muchacho lo sepa, se le hace un seguimiento para comprobar si tiene las condiciones necesarias para poder aspirar a ser obispo. Supongo que desde el momento en que se dé cuenta hará todo lo posible para conseguirlo, porque una vez llegue al cargo, a vivir que son dos días.
Salvo honrosas excepciones, sería injusto meterlos a todos dentro del mismo saco, como en todo, el objetivo principal de un obispo es el mismo que el de un político, conseguir el máximo poder posible. Para ello intentará llegar a arzobispo, de ahí a cardenal y si es posible a Papa.
El obispo es un personaje cuya mentalidad se ha quedado anclada en la Edad Media, cuando su influencia en la política del estado feudal era muy importante, incluso muchos de ellos eran simplemente señores feudales que oprimían y exprimían a sus feudatarios, como Dios mandaba.
Hoy día, como su mentalidad no ha evolucionado al mismo ritmo que la sociedad (yo diría que incluso ha involucionado), choca constantemente su manera de ver la vida con la vida que realmente vive la sociedad. Tienen una fijación enfermiza por la sexualidad; todo aquello que huela a sexo los pone de vuelta y media, como ellos no pueden follar, no quieren que follen los demás porque dicen que sólo se debe follar para procrear, nada de sexo fuera del matrimonio, nada de preservativos, nada de homosexualidad, y luego resulta que ellos follan todo lo que quieren (¿alguien lo duda?) y hay un montón de homosexuales, sólo hace falta oírles hablar y gesticular (que a mí al fin y al cabo me importa un huevo, pero ¿por qué tanta fijación, hipocresía y cinismo?).
Les gusta tanto la política que incluso se atreven desde el púlpito a aconsejar a la feligresía a quién deben votar, como hizo el otro día el obispo de Tudela y arzobispo de Navarra que dijo que debían votar a la Falange Tradicionalista y de las JONS, porque representa los valores de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, pero no dice que también representa los valores de la represión franquista tras la Guerra Civil o Cruzada contra el comunismo, como mejor le gustaría decir a Su Excelencia.
Con el gobierno socialista están cabreados porque se les están recortando sus áreas de influencia (sobre todo en educación), pero no se dan cuenta de que con su actitud en otras áreas, están provocando un rechazo en la ciudadanía que cada vez está más alejada de los postulados de la Iglesia Católica. Ellos se lo están buscando. Por mí que les vayan dando (a algunos hasta les gustará).

9 comentarios:

apesardemi dijo...

Jaa!, es cierto, a alguno le gustaría ;)) La iglesia suele ir, egoísta e insolidariamente, por libre, pendiente solo de sus intereses y de su poder e influencia. Ningún gobierno se ha atrevido a aplicar el Concordato firmado, su influencia sigue siendo grande pero seguro que vienen tiempos mejores.

Muy buena descripción ;)

Saludos.

RGAlmazán dijo...

Perfil acertado. También, muchos de ellos --en USA se ha demostrado--son pedófilos. Les gusta el poder del púlpito más que a un tonto un lápiz (sólo comparable con lo que les gusta la riqueza). Constituyen una secta, cada vez menos importante.

Salud y República

mar dijo...

Siempre se ve en las noticias que censuran todo por lo que ellos después son acusados..que ironía ¿no?..
Un besito.Mar

e-catarsis dijo...

Amén Corpi amén, está clara la cosa y la descripción yo creo se ajusta bastante ;-)
...hay que tener valor...oye y lo tienen , ya lo creo que lo tienen es como si vivieran en mundos para-lelos XDDD

Bss Wapo

Thalatta dijo...

Esto va al hilo del post anterior, y es que mientras haya gente que les dé poder seguirán dando por el culo (que es lo que les gusta hemos quedado ¿no?). ¡Pandilla de sanguijuelas!
Oye al final me vas a cambiar el ánimo entre políticos y curas, ufff

Besoss

Patri dijo...

¡¡¡Amén!!! ¡¡Sí señor!! Tienes toda la razón del mundo. ^_^

Y de seguro que a algunos les gustaría. o_-

Besotesssssssssss

Gambutrol dijo...

Joder... después de leer esto no me queda nada más que añadir... solo decirte que pensamos absolutamente igual.

Saludos

Manuel Márquez dijo...

Se ve que hace ya bastante tiempo que te desprendiste de tu paquete accionarial en la COPE... Aquí, compa Corpi, otro anticlerical furibundo, convicto y confeso. Eso sí, también tengo claro que yo no hubiera sido capaz de formular una diatriba de ese calibre, en términos tan rotundos: no te has "cortao" un pelo, compa (y haces bien, haces bien, que, de vez en cuando, menester es un zarandeo de los de verdad...).

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Cuando en la infancia, yo me preguntaba porque hay tanta gente cuidando, a algunos hombres que son escogidos para ser hombres y otros que no deben de ser hombres, esto me paso a mi en una época de m infancia, yo veía a tantos sacerdotes, cuidando de esta fe, a mi me distraía mucho la belleza de las mujeres, yo pensaba que este era el pecado de el que ellos hablaban, cuando yo fui mas mayor me di cuenta, que lo que les cuidan es que, eligen a los hombres que deben de pagar las deudas de sus progenitores, esto quiere decir que, los hijos de los delincuentes pecadores acusados de asesinato, ellos deben de procrear a sus hijos para que vallan pagando por el pecado de sus progenitores, los sacerdotes los tratan con un cuidado muy especial, a los hombres pecadores, los cuidan y los bendicen, después me di cuenta de el porque de ser hombres, Yo pensaba que era un gran honor, pero al pasar mas el tiempo, ese honor se convierte en un deber, eso quiere decir que hay hombres que no tienen, que traer hijos a sufrir en este mundo de pecado, también debe de haber hombres buenos.